Australia no aportará al fondo verde de la ONU

Australia seguirá pagando directamente para mitigar el cambio climático en las vulnerables naciones isleñas del Pacífico Sur a través de su presupuesto de ayuda en lugar de donarlo al Fondo de Clima Verde de Naciones Unidas diseñado para el mismo propósito, dijo el viernes la ministra de exteriores previo a unas negociaciones climáticas en Perú.

La canciller Julie Bishop dijo que los gobiernos deben juzgar por ellos mismos si la acción bilateral para reducir el impacto del cambio climático en países en desarrollo era dar un uso más eficiente del dinero de ayuda o donarlo a través de la ONU.

"El Fondo de Clima Verde busca apoyar a los países en desarrollo a construir resistencia al cambio climático. Australia ya está haciendo eso a través de nuestro programa de ayuda", dijo Bishop a la The Associated Press antes de encabezar la delegación australiana que estará en Lima por la cumbre climática de la ONU.

"Desde mi experiencia, el trabajo bilateral es capaz de adaptar las respuestas cuando estamos trabajando directamente con otro país socio", señaló la funcionaria.

Los países industrializados han prometido unos 10.000 millones de dólares al recién creado Fondo de Clima Verde, el cual busca volverse una fuente clave de financiamiento para ayudar a países en desarrollo a lidiar con el aumento en el nivel del mar y de las temperaturas, y con los sucesos climáticos extremos.

Australia ha sido acusada de ser un mal ejemplo para otros países por no contribuir al fondo. El gobierno también ha sido criticado por eliminar el impuesto al carbón que sancionaba a los que contaminan más.

El gobierno reemplazó el impuesto con un fondo gubernamental de unos 2.140 millones de dólares para pagar incentivos a los contaminadores para que operen de forma más limpia.

Bishop dijo que Australia está en camino de alcanzar su objetivo de reducir sus emisiones de gas de invernadero a 12% por debajo de los niveles de 2005 para el año 2020.

Sin embargo, la funcionaria indicó que la delegación australiana no dará en la conferencia en Perú ninguno de los objetivos de reducción de emisiones propuestos por Australia más allá de 2020.