Diputados brasileños deciden suprimir voto secreto

La Cámara de Diputados de Brasil aprobó por unanimidad suprimir el voto secreto en cualquier decisión legislativa, una semana después de que una votación sigilosa generó reacciones negativas al preservar el mandato de un legislador sentenciado por corrupción.

La decisión fue adoptada con el voto unánime de los 452 diputados presentes (de 513 miembros) la noche del martes y aún debe ser votada por el Senado antes de ser sancionada por la presidenta Dilma Rousseff. En caso de ser aprobada, se eliminará el voto secreto en el Congreso federal, asambleas estatales y concejos municipales.

Por tratarse de una enmienda a la constitución requiere de dos votaciones en cada cámara legislativa para completar su trámite.

La iniciativa está en discusión en la cámara baja desde hace 12 años y fue votada por primera vez en 2006, aunque después quedó archivada sin más discusión legislativa.

Sin embargo, tomó fuerza la semana pasada después de que los diputados, en una votación secreta, decidieron mantener en su cargo al legislador Natan Donadon, condenado por el máximo tribunal de justicia por el desvío de fondos públicos en su estado norteño de Rondonia.

Tal decisión despertó indignación general y provocó una intervención de la justicia, que ordenó anular la sesión en que la decisión fue adoptada.

El Senado aprobó en la última semana una enmienda constitucional que suprime el voto secreto exclusivamente en caso de destitución de algún integrante del parlamento. La versión de la cámara baja incluye cualquier votación legislativa, por lo que aún debe ser votada dos veces en el Senado para completar su aprobación.