El presidente Barack Obama realiza el miércoles una visita de 24 horas a la capital sueca, donde trataba de mostrar el lado afable de la diplomacia estadounidense en momentos en que la atención mundial se enfoca en Siria.

Durante su visita a la nación nórdica, sin embargo, el presidente estadounidense intentaba centrar la atención en el cambio climático, el comercio y la tecnología, una trilogía que cuenta con amplio consenso entre sus aliados europeos. Esos asuntos significan un alejamiento de los asuntos espinosos que enfrenta en su país, como la seguridad nacional y la economía.

El presidente llegó a Estocolmo el miércoles por la mañana después de un vuelo nocturno procedente de Washington, donde los legisladores debaten si aprobarán el pedido de Obama para lanzar un ataque militar contra Siria. Un día después, Obama viajará a San Petersburgo, Rusia, donde se reunirá con líderes mundiales en la cumbre económico del Grupo de los 20.

Obama fue recibido en el aeropuerto internacional Estocolmo-Arlanda por el ministro de relaciones exteriores, Carl Bildt y los líderes de la coalición de centroderecha del gobierno del primer ministro Fredrik Reinfeldt.

___

Los periodistas de The Associated Press, Julie Pace, corresponsal en la Casa Blanca y Karl Ritter en Estocolmo contribuyeron a este despacho.

___

Josh Lederman está en Twitter como http://twitter.com/joshledermanAP