Ráfagas obligan a aplazar lanzamiento de la NASA

Ráfagas de viento y válvulas de combustible endurecidas fueron dos de los factores principales que obligaron a mantener en su plataforma de lanzamiento el jueves a la nueva nave espacial Orion de la NASA, retrasando un vuelo de prueba de significado crucial para revitalizar la exploración espacial.

La NASA prometió intentar de nuevo el viernes por la mañana, mientras decenas de miles de personas que se levantaron muy temprano para acudir a los alrededores de la plataforma para atestiguar el lanzamiento histórico se retiraban decepcionadas y cansadas.

"Llevo he quedado sin horas para dormir, cero, cero horas", dijo Sarah McNulty, una educadora del espacio que ayudó a la NASA a escoltar a varios cientos de equipos de medios de comunicación. Dijo que estaría de vuelta al amanecer, "muy temprano".

La cuenta regresiva de la NASA se repitió varias veces, luego de problema tras problema.

Una embarcación extraviada en la zona de lanzamiento fue una de las tantas cosas que salieron mal. Entonces el viento excesivo detuvo dos veces la cuenta atrás, a lo que siguieron problemas en una válvula del cohete Delta IV. La disminución de energía de la batería en el sistema de videocámara del cohete reforzó la decisión de suspender los planes de lanzamiento del jueves.

"Fue toda una montaña rusa: Vamos, no vamos", dijo McNulty. "Pero así es el asunto de los lanzamientos".

Es el primer intento de enviar una nave espacial capaz de transportar astronautas más allá de los 200 kilómetros de la Tierra desde el programa lunar Apollo.

El objetivo final, en las próximas décadas, será utilizar naves Orion para llevar y traer a seres humanos a Marte.

El lanzamiento del Apollo 17 el 7 de diciembre de 1972 fue el último viaje a la Luna por parte de cualquier país, y la última cápsula tripulada en dejar las proximidades de la Tierra.

La Orion no llevará tripulación durante el vuelo inaugural programado para durar cuatro horas y media, y estará confinada a la órbita terrestre, pero tratará de alcanzar una altitud de 5.800 kilómetros (3.600 millas), y desarrollar una velocidad de 32.200 kph (20.000 mph).

Para este lanzamiento se usará un cohete Delta IV, pero las futuras Orion recurrirán a un Sistema de Lanzamiento Espacial, o SLS, de la NASA, que aún está en desarrollo.

El SLS habrá de llevar a los astronautas a asteroides, a Marte y más lejos.

___

NASA: http://www.nasa.gov/orion

Lockheed Martin: http://www.lockheedmartin.com/us/ssc/orion-eft1.html