Nueva demanda contra NFL por conmociones

Cuatro ex jugadores de la NFL han demandado a la liga y a la fabricante de cascos Riddell Inc., a las que acusaron de ocultar información sobre los peligros de las lesiones cerebrales.

Los inconformes desean atención médica para quienes hayan sido, sean o serán jugadores de la NFL.

Los ex jugadores --Jimmy Williams, Rich Mauti, Jimmy Keyes y Nolan Franz-- presentaron el domingo su demanda federal en Nueva Orleáns.

La semana pasada, la NFL aceptó tentativamente pagar 765 millones de dólares a ex jugadores que tengan problemas de salud posiblemente derivados de conmociones cerebrales, aunque algunos afirman que la cantidad debía ser más alta.

James Dugan II, el abogado que presentó la nueva demanda a nombre de los ex jugadores, no atendió de inmediato las llamadas ni un correo electrónico para que aclarara aspectos sobre el particular.

Tampoco la liga ni la fabricante de los cascos usados en ésta, Riddell Inc., hicieron declaraciones sobre la nueva demanda, en la que se afirma que las dos partes se abstuvieron de proteger a los jugadores de lesiones cerebrales. Riddell no es parte en la solución extrajudicial propuesta.

En declaraciones al periódico The Advocate of Baton Rouge, Sol Weiss, coabogado de los demandantes en el otro caso en el que se busca la solución extrajudicial, expresó confianza en que la nueva demanda de los cuatro ex jugadores se integre en el arreglo extrajudicial mayor.

Los nuevos demandantes afirman que han sufrido una o más lesiones cerebrales por trauma.

Quieren que tanto la NFL como Riddel establezcan y sufraguen los gastos de un control médico y un programa de tratamiento para todos quienes hayan sido, sean y serán jugadores de la NFL.

Igual que anteriores demandas, la actual afirma que la liga y Riddel no protegieron a los jugadores de las lesiones cerebrales.

Tres esposas --Chandra Williams, Nancy Mauti and Billie Keyes-- también son demandantes. Afirman que las lesiones cerebrales las han privado y privarán a otras esposas de los "servicios, sociedad y compañía" de sus maridos.

Los cuatro ex jugadores afirman sufrir dolores de cabeza, mareos, pérdida de memoria, depresión y trastornos cognitivos, así como de incurrir en gastos médicos debido a las conmociones y otras lesiones cerebrales.

Williams jugó para los Bills de Buffalo, los 49ers de San Francisco, Seahawks de Seattle, y los Texans de Houston.

Mauti jugó con los Saints de Nueva Orleáns y los Redskins de Washington. Ambos viven en Luisiana.

Keyes, que vive en Florida, jugó para los Dolphins de Miami, y Franz, que vive en Mississippi, jugó para los Bills y los Packers de Green Bay.