Aplazan uso de mujeres guardias en Guantánamo

Una resolución sobre una disputa sobre el uso de mujeres guardias en el secreto Campo 7 de la prisión militar de la Bahía de Guantánamo tendrá que esperar al menos hasta enero, determinó el martes un juez militar estadounidense.

El capitán de la Marina J.K. Waits aceptó la solicitud de abogados de un presunto comandante de al-Qaida de aplazar una audiencia sobre la materia en la base estadounidense en territorio cubano, según el teniente coronel del Ejército Myles B. Caggins, portavoz del Pentágono.

Abogados de Abd al-Hadi al-Iraqi solicitaron el aplazamiento debido a demoras para recolectar evidencias.

El juez Waits dejó vigente, sobre las objeciones de abogados del gobierno, una orden previa que exige que las fuerzas armadas utilicen únicamente guardias varones para trasladar a al-Hadi, al menos mientras considera si emite un mandato permanente.

Al-Hadi se enfrenta al proceso de una comisión militar en Guantánamo por crímenes de guerra. El caso está en la fase de instrucción y no se ha fijado aún una fecha para juicio.

Sus abogados dicen que al-Hadi comenzó a negarse a reunirse con ellos en los últimos meses porque los militares estadounidenses habían reanudado la inclusión de mujeres guardias entre los equipos de escolta que lo trasladan por la prisión. Sus abogados llevaron el caso ante el juez, argumentando que el asunto era una violación a su fe musulmana, la cual prohíbe contacto físico con mujeres al menos que esté relacionado o casado con ellas, e interfiere con su representación jurídica ante cargos que podrían condenarlo a cadena perpetua.

La objeción a tener contacto físico con guardias mujeres también ha sido planteada por otros prisioneros del Campo 7, una unidad secreta para aproximadamente 15 hombres designados por el Pentágono como "detenidos de alto valor" pero que no han comparecido todavía ante un juez que decida sobre sus casos. Estados Unidos tiene un total de 148 prisioneros en la base militar de la isla caribeña.

Oficiales militares dicen que equivaldría a discriminación de género prohibir que mujeres participen en la escolta de prisioneros dentro del Campo 7.