Texas: Junta no aprueba nuevos libros de Texto

La Junta de Educación de Texas no pudo reunir el martes los votos necesarios para aprobar de manera preliminar nuevos libros de texto de historia y estudios sociales para las aulas de segundo mayor estado del país, en medio de fuertes críticas a los libros propuestos tanto de la derecha como la izquierda.

Académicos y algunos activistas liberales se han quejado desde hace meses de que muchos de libros en cuestión exageran la influencia de la religión en el comienzo de la democracia en Estados Unidos, como la exageración de la importancia de la figura bíblica de Moisés para los padres de la patria. Pero grupos conservadores se preocupan de que muchos de los mismos libros promueven valores favorables al islam.

La Junta, controlada por los republicanos, trató de aprobar casi todos los 100 libros programas informáticos a consideración, pero la votación fue de cinco a favor, cuatro en contra y cuatro abstenciones. Uno de los miembros no estaba presente.

Eso crea las condiciones para un votación final potencialmente tensa el viernes, cuando la Junta tendrá que aprobar los libros o no cumplirá la fecha tope para hacerlos llegar a los más de 5 millones de estudiantes de educación pública para septiembre de 2015. Texas es un mercado de libros de texto de tal magnitud que buena parte de lo que se imprime aquí termina influyendo en los libros que se usan en otros estados.

MerryLynn Gerstenschlager, vicepresidenta del influyente grupo conservador Texas Eagle Forum, dijo que los libros deben describir la distribución de riqueza forzada" impuesta por la ONU mediante propaganda engañosa sobre el cambio climático. Anthony Bruner, maestro retirado, advirtió que los libros adoctrinarían a los estudiantes con valores comunistas.

Roy White, piloto retirado de la Fuerza Aérea y presidente del grupo conservador Truth in Texas Textbooks, dijo que apoya a todas las religiones "pero la parte política del islam, la parte que nos amenaza a usted y a mí... eso no es una religión".