EEUU: Regulaciones también se aplican a drones

El gobierno de Estados Unidos está facultado para hacer responsables a quienes operen aeronaves no tripuladas de forma imprudente, dictaminó el martes un consejo de seguridad federal, un revés para los operadores de drones que hasta ahora actúan a la sombra de las restricciones de la Administración Federal de Aviación (FAA).

La Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB), que escucha apelaciones ante las acciones de la Administración Federal de Aviación, dictaminó que los pequeños aviones y helicópteros no tripulados son un tipo de aeronave y caen bajo las reglas existentes de la FAA.

La FAA impuso una multa de 10.000 dólares a Raphael Pirker, un fotógrafo aéreo, por operar su Ritewing Zephyr irrestrictamente en el campus de la Universidad de Virginia en 2011.

Pirker supuestamente voló la nave no tripulada, que pesa menos de tres kilos (5 libras), a una altitud "extremadamente baja", inclusive debajo de un puente peatonal y directamente hacia una persona, obligándola a huir. El fotógrafo había sido contratado para hacer fotos y videos de la escuela.

Pirker apeló la multa, diciendo que su drone es similar a un avión de escala y por lo tanto no está sujeto a las regulaciones que se aplican a los aviones tripulados. Un juez de derecho administrativo de la NTSB lo respaldó en marzo, diciendo que la FAA no ha emitido regulaciones específicas para aeronaves no tripuladas y que por lo tanto no podía determinar su uso.

La FAA apeló la decisión de la junta de seguridad de cuatro miembros, que dijo el martes que la definición de una aeronave es muy amplia.

"Una 'aeronave' es cualquier 'dispositivo utilizado para volar por el aire'. Esta definición incluye cualquier aeronave, tripulada o no tripulada, grande o pequeña", dijo el consejo. La Junta envió el caso de vuelta al juez para que decida si el drone de Pirker fue operado imprudentemente.

Más de un millón de drones pequeños se han vendido en todo el mundo en los últimos años y un número creciente están apareciendo en los cielos de Estados Unidos cerca de aeropuertos y aviones, lo que representa un riesgo de colisión. Los informes de avistamientos de aeronaves no tripuladas cerca de otros aviones, helicópteros y aeródromos llegan al gobierno casi a diario: un fuerte aumento frente a los niveles de hace dos años, cuando tales reportes eran poco comunes.

___

Joan Lowy está en Twitter como: http://www.twitter.com/AP_Joan_Lowy