Puerto Rico: Asesinan a ex militar y su familia

Hombres armados mataron a un sargento retirado del Ejército y tres miembros de su familia, informó la policía de Puerto Rico el martes. Un hijo de 13 años de edad sobrevivió a pesar de haber sido apuñalado y lanzado desde un puente.

Al menos tres sospechosos estuvieron involucrados en la muerte a tiros de Miguel Ortiz Díaz, de 67 años de edad, su esposa y su suegra en la casa de la familia en una lujosa zona de Guaynabo, al suroeste de la capital de San Juan, dijo la oficial de policía Maritza Ramos.

Los sospechosos se llevaron a los dos hijos adolescentes de la pareja a la vecina ciudad de Bayamón, donde uno de los jovencitos, de 15 años de edad, recibió un disparo fatal. El otro hijo, de 13 años, sobrevivió después de ser apuñalado y arrojado desde un puente después de que uno de los atacantes se quedó sin balas, dijo el superintendente de la policía José Caldero.

Una persona está detenida en relación con los ataques y hay dos más que están buscando. No se han presentado cargos.

Caldero informó que la policía todavía no establece un móvil, pero están investigando si Ortiz fue asesinado por personas que estaban alquilando una casa de su propiedad y estaban bajo amenaza de desalojo porque se atrasaron en el alquiler.

Ortiz fue profesor casi 20 años en la Academia Militar de Puerto Rico, donde las autoridades llevaron a cabo una vigilia improvisada el martes por la mañana.

"Era un excelente profesor y colega", dijo a los reporteros el director Juan Carlos Consuegra. "Siempre estaba sonriendo y de buen humor. Era muy cooperativo. Es un golpe muy fuerte a esta institución".

Los dos hijos de Ortiz también asistieron a la academia y estaban inscritos en el octavo y noveno grado.

Inicialmente, la policía había dicho que Ortiz era un coronel retirado, pero el mayor Carlos Cuebas, portavoz de la Reserva del Ejército de Estados Unidos, dijo que una base de datos lo identificó como un sargento de primera clase que se retiró hace un tiempo.

"Era una buena persona que continuó sirviendo a la comunidad", dijo Cuebas.