Repsol busca yacimientos de petróleo en Canarias

La petrolera española Repsol inició el martes prospecciones submarinas en busca de gas y petróleo frente a las costas de las Islas Canarias, cuyo gobierno rechaza el proyecto.

El buque Rowan Renaissance de la compañía comenzó el primer sondeo a unos 50 kilómetros de Fuerteventura y 60 de Lanzarote, las islas más orientales del archipiélago español en aguas de la costa oeste africana. El objetivo es alcanzar los 1.920 metros de profundidad en el primer sondeo. Si el resultado es satisfactorio, se perforará a los 3.100 metros en el segundo.

La exploración durará cuatro meses. El coste para la empresa es de entre 135 y 270 millones de dólares, dijo Repsol en su sitio en internet.

Greenpeace protestó el pasado fin de semana frente al buque de Repsol, que fue protegido por la Armada española. Dos activistas de la organización ambiental resultaron heridos al caer al agua tras el choque de dos lanchas. Greenpeace dijo que fueron embestidos. El Ministerio de Defensa sostiene que actuó para evitar un abordaje.

El gobierno de Canarias se ha opuesto reiteradamente al proyecto y considera que los riesgos medioambientales ponen en jaque el modelo turístico de la región. Repsol asegura que los riesgos son mínimos en la fase de exploración y que otros países como Brasil o Estados Unidos tienen plataformas petrolíferas en algunas de sus costas más visitadas.

La petrolera cifra en un 19% la probabilidad de encontrar hidrocarburos en las Canarias. La prospección debe determinar, por una parte, si hay yacimientos como los encontrados en aguas cercanas como las de Marruecos. Y, por otra, si la bolsa es de suficiente tamaño como para justificar la inversión multimillonaria que se requeriría para la extracción.

España importa actualmente el 99% de los hidrocarburos que consume. La búsqueda de petróleo, así como la apuesta por las energías renovables son parte de los intentos del país por reducir su dependencia energética.