Los servicios de inteligencia de Francia denunciaron que el régimen sirio lanzó un ataque el 21 de agosto en el cual hubo "uso masivo de productos químicos" y advirtió que Damasco podría realizar ofensivas similares en el futuro.

El gobierno francés publicó el lunes en su sitio de internet un resumen de nueve páginas sobre el programa de armas químicas de Siria, en el que concluyó que por lo menos 281 muertes podían atribuirse al ataque en áreas fuera de Damasco. El análisis indicó que la cifra se basó en parte en decenas de videos recolectados por los servicios de espionaje franceses.

"El análisis que tenemos hoy nos lleva a estimar que el 21 de agosto del 2013, el régimen sirio lanzó un ataque contra algunos suburbios de Damasco controlados por unidades de la oposición, en que combinó armas convencionales y el uso masivo de agentes químicos", señaló el texto.

El reporte dice además que al parecer no es la primera vez que se han usado armas químicas en Siria este año. Sostiene que agentes franceses han recolectado muestras de orina, sangre, suelo y armas en los lugares de dos ataques en abril -- en Saraqeb y Jobar -- que confirmaban el uso del gas sarín.

"Estos sucesos pasados y el uso masivo y simultáneo de agentes químicos la noche del 21 de agosto del 2013 en los suburbios de Damasco confirman que el régimen sirio se excedió del límite de lo aceptable, deliberadamente", expresó.

Dijo además que "nuestros servicios poseen información ... que nos lleva a creer que este tipo de acciones podrían ocurrir nuevamente en el futuro".

El parlamento francés debatirá el tema de Siria el miércoles, pero no hay una votación programada. La constitución francesa no exige tal votación para que el presidente Francois Hollande pueda autorizar una acción militar.

Hollande ha respaldado los llamados del presidente estadounidense Barack Obama para que Occidente lance un ataque militar contra el gobierno del presidente sirio, Bashar Assad, en represalia por el ataque con sustancias químicas.

El primer ministro Jean-Marc Ayrault se reunió el lunes con los ministros de Defensa y de Relaciones Exteriores, funcionarios de inteligencia y de seguridad y legisladores para analizar el caso de Siria.

Francia "está decidida a tomar medidas contra el uso de armas químicas por parte del régimen de Bashar Assad, y para disuadirlo de volver a hacerlo", declaró Ayrault después de la reunión. "Este acto no puede quedar impune".

Ayrault dijo que Francia no actuará por su cuenta y que Hollande "continúa tratando de persuadir a otros y forjar una coalición tan pronto sea posible".

___

Jamey Keaten en París contribuyó con este despacho.