Agentes dominicanos descubrieron y desmantelaron un laboratorio para procesar cocaína --el primero de su tipo en el país-- en un sótano de una finca al oeste de la capital donde días antes habían sido detenidos dos colombianos, informaron el lunes las autoridades.

El laboratorio se encontraba en el pueblo de Sabana Toro, 40 kilómetros al oeste de Santo Domingo.

"Es un duro golpe contra el narco", considero el procurador general, Francisco Domínguez Brito.

En el operativo el domingo fueron confiscados 225 kilogramos de pasta base de cocaína, siete hornos de microondas, un tanque de amoniaco y tres balanzas, entre otros artefactos para producir la droga, informó la policía en su informe.

El jefe de policía Manuel Castro Castillo estimó que los 225 kilogramos de base de cocaína podrían producir unos 2.000 kilogramos del narcótico.

Se trata de una "golpe sin precedentes en la lucha contra el crimen organizado", insistió el oficial, según un comunicado de la institución. Explicó que es la primera vez que se tiene información de que los narcotraficantes introducen a República Dominicana las sustancias precursoras para producir cocaína.

El laboratorio se ubicaba en un pequeño túnel construido bajo tierra en la finca de unas 6 hectáreas sembradas de aguacate y mango donde el 24 de agosto fueron arrestados los colombianos Johan Jairón Roldán Estrada y Angel Fernández Vargas por sus presuntos vínculos con el narcotráfico.

Durante el arresto, los agentes antidrogas habían confiscado dentro de la vivienda de dos pisos con piscina varias armas de grueso calibre, así como varios hornos de microondas quemados.

La finca permanecía confiscada por las autoridades, pero fue hasta el domingo cuando los agentes que la custodiaban encontraron evidencias de un depósito subterráneo, detalló en conferencia de prensa Jacobo Mateo Moquete, vocero de la policía.

Según estimaciones de la policía, con base en su investigación y las declaraciones de los detenidos, en el laboratorio ya habían sido procesadas unas 7 toneladas de cocaína.

Un juez ordenó la semana anterior que ambos colombianos permanezcan tres meses en prisión preventiva en espera de que la procuraduría presente todos los cargos y pruebas en su contra para el comienzo del juicio.

La policía indicó que busca a otros implicados en el grupo e investiga los mecanismos utilizados por Roldán Estrada y Fernández Vargas para introducir al país la pasta de cocaína, además de que continúan las excavaciones en diferentes en la finca en busca de otras evidencias.

Germán Miranda, procurador contra el lavado de activos, detalló en conferencia de prensa que su departamento investiga todos los registros relacionados con la finca para determinar a otros posibles vinculados y sus transacciones económicas.

Las autoridades dominicanas habían descubierto en los últimos años varios talleres en donde los narcotraficantes fabricaban diversos dispositivos para esconder cocaína en maletas, ropa, zapatos, bicicletas, sillas de rueda o vegetales, pero esta es la primera vez que encuentra un laboratorio para procesar cocaína. Desde hace seis años, los agentes antidrogas también comenzaron a hallar sembradíos de marihuana.

El Departamento de Estado de Estados Unidos considera en su informe anual sobre narcotráfico que cerca del 6% de toda la cocaína que llega a ese país pasa por la isla La Hispaniola, que comparten República Dominicana y Haití.