Chile: Muere policía en tiroteo en zona mapuche

El autor de los disparos que causaron la muerte de un policía y heridas graves a otros dos el sábado en la región de Bío Bío, en el sur de Chile, fue el dueño de la parcela que acudieron a socorrer, informó el fiscal del caso Jesús Yáñez.

Los agentes estaban custodiando una parcela la madrugada del sábado en la zona de Cañete, región del Bío Bío, 630 kilómetros al sur de Santiago, cuando recibieron una llamada para que acudieran a otra parcela que era objeto de un asalto.

Al llegar al lugar los agentes fueron recibidos a balazos, que alcanzaron en el pecho al cabo segundo Álex Gutiérrez Vásquez, quien murió en el lugar, en el brazo al suboficial Mario Peña Henríquez y en el tórax al sargento Luis Horacio Carrasco Fica. Ambos están ingresados en un hospital de la zona, Carrasco Fica, con pronóstico grave.

Aunque en un principio las informaciones hablaron de una emboscada, Yáñez confirmó que el autor fue el dueño de la parcela, que era objeto de un asalto, confundió a los policías con malhechores.

"El responsable es el dueño de la casa, que sufre un ataque por terceros cuya investigación aún está pendiente. Ante la llamada de auxilio de familiares se presenta personal de carabineros (policía). Al llegar al lugar donde se encontraron en un domicilio oscuro y donde había habido fuego, el dueño procede a disparar tres veces y dos de ellas provoca lesiones graves", señaló Yáñez.

El dueño de la parcela, cuyo nombre no fue difundido pero que ha sido identificado por medios locales como Domingo Flores Torres, de 72 años, declaró haber visto a cuatro personas antes de la llegada de la policía y salió huyendo tras dispararles, pensando que lo iban a atacar.

La presidenta Michelle Bachelet condenó los hechos durante un acto de los bomberos en Santiago y anunció que el subsecretario de Interior, Mahmud Aley, irá al lugar. "Hemos conocido con gran tristeza la muerte de un carabinero (policía) en la región del Bío Bío, enviamos nuestras condolencias a la institución", dijo la mandataria.

Aunque los tres policías llevaban chalecos antibala, las balas penetraron por el costado donde estaban protegidos, informó un responsable policial.

La policía ha declarado duelo institucional por la muerte del cabo.