El gobierno español anunció el lunes una reforma de la ley del aborto, que se prevé restringirá los casos en los que se autoriza la interrupción voluntaria del embarazo.

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, dijo que la ley se presentará antes de octubre. Sobre el contenido, señaló que estará alineada con el "discurso histórico del Partido Popular", tradicionalmente más cercano a los postulados de la Iglesia católica.

Los populares se opusieron a la reforma que aprobó el anterior ejecutivo socialista en 2010, que permitió el aborto libre hasta la 14ta semana de gestación.

Ruiz-Gallardón dejó entrever en Radio Nacional de España que la nueva ley recuperará la filosofía de la legislación de 1985, que tipificaba el aborto como un delito, pero permitía la interrupción voluntaria hasta la 12ma semana si era un embarazo por causa de violación y hasta la 22da si había un riesgo vital para la madre o el feto.