Rusia permite la cotización libre del rublo

El banco central ruso informó el lunes que retirará sus controles diarios sobre el valor del rublo, permitiendo que la debilitada divisa cotice libremente en los mercados financieros.

El banco dijo que a partir del lunes dejaría de fijar límites diarios a las fluctuaciones del rublo y no tendrá ninguna obligación de intervenir en los mercados para respaldar la moneda, que este año ha perdido casi la mitad de su valor frente al dólar.

El banco añadió que se mantendrá listo para intervenir si fuera necesario, para evitar "amenazar a la estabilidad financiera".

El rublo se ha hundido en los últimos meses, en medio de la incertidumbre financiera creada por las sanciones occidentales sobre la crisis ucraniana y, más recientemente, una caída en los precios del petróleo.

La presidenta del Banco Central, Elvira Nabiulina, dijo que el ente monetario "intervendrá en el mercado en cualquier momento, con la cantidad adecuada para combatir la demanda especulativa".

El rublo se fortaleció a raíz de la medida, subiendo 3,6% y quedando a 45 rublos por dólar al mediodía, tras tocar un fondo histórico de 48 rublos por dólar la semana pasada.

En Beijing, el presidente ruso Vladimir Putin, quien asiste allí a una cumbre de la Asociación de Cooperación Asia-Pacífico, expresó confianza en que la medida del banco central estabilizará a la divisa.

El Banco Central ha estado consumiendo sus reservas, gastando el mes pasado 30.000 millones de dólares a fin de apuntalar al rublo. Además ha aumentado su tasa de interés de referencia de 5,5% a 9,5% a fin de alentar a los inversionistas. Aun así, el rublo siguió hundiéndose.

Expertos en economía dijeron que bancos rusos estaban ganando dinero fácil, sacando préstamos del Banco Central y comprando dólares en los mercados de divisas, lo que deprimió más al rublo.

Nabiulina, en declaraciones televisadas, dijo que en Banco Central impondrá restricciones a la cantidad de préstamos que se le ofrecerán a las instituciones financieras a fin de aliviar la presión sobre el rublo.

"Temporalmente limitaremos la liquidez en rublos, porque se está usando no sólo para financiar la economía sino también para especulaciones en el mercado cambiario", declaró.

Sin embargo, la caída de los precios del petróleo y la incertidumbre sobre las sanciones impuestas a Rusia debido a la crisis en Ucrania, hacen probable que el rublo siga cayendo.

El Banco Central cambió su pronóstico sobre fuga de capitales, afirmando que saldrán del país 128.000 millones de dólares y no 90.000 millones como se había dicho antes.