F1: Rosberg prolonga el pulso con Hamilton

Esta vez, Nico Rosberg no iba a dejar escapar la victoria.

Una semana después de dejarse rebasar por Lewis Hamilton, Rosberg resistió los embates de su compañero en la escudería Mercedes para ganar el domingo el Gran Premio de Brasil de Fórmula Uno.

Rosberg también redujo la distancia que le lleva a Hamilton en la lucha por el título mundial.

El alemán Rosberg disminuyó a 17 puntos la ventaja de Hamilton, pero el británico irá a la carrera final de la temporada en Abu Dhabi sabiendo que se asegura el campeonato con otro segundo puesto.

Hamilton tiene 334 puntos y Rosberg 317.

El brasileño Felipe Massa, de Williams, llegó tercero ante el entusiasmo del público local, delante de Jenson Button de McLaren y Sebastian Vettel de Red Bull.

El campeonato no se decidió en Interlagos debido a que la carrera de Abu Dhabi el 23 de noviembre otorgará puntuaciones dobles.

Fue la quinta victoria de Rosberg en la temporada y primera desde el Gran Premio de Alemania en julio. Hamilton buscaba su sexto triunfo consecutivo.

"He estado muy feliz todo el fin de semana", dijo el vencedor. "Durante estos tres días me he sentido cómodo en el monoplaza. Pude atacar y controlar la diferencia con Lewis, y todo funcionó de lo más bien".

También fue la undécima vez que Mercedes acapara los dos primeros puestos, una más que la marca anterior de McLaren en 1988. La decimoquinta victoria de la temporada permitió a Mercedes igualar el récord de McLaren y Ferrari.

Rosberg fue el más veloz durante toda la semana pero no mantuvo el mismo ritmo en la carrera. Hamilton fue ganando terreno al promediar la carrera pero sus posibilidades de intentar pasar a Rosberg se vieron frustradas cuando se salió de la pista y casi hizo un trompo al final de la segunda recta, un error que le hizo quedar a más de siete segundos del puntero.

"La culpa fue exclusivamente mía", reconoció Hamilton.

Hamilton llegó a estar a un segundo de Rosberg en las vueltas finales pero nunca lo pudo pasar. Rosberg ganó con 1.4 segundos de ventaja.

"En la primera parte vi que podía controlar la ventaja y me aseguré solamente de que Lewis no se aproximara a la región donde pudiera lanzar un ataque", afirmó Rosberg. "Cuando vi que lo lograba me sentí bien confiado de poder seguir haciéndolo durante toda la carrera".

Massa, que partió en el tercer puesto y se acercó a los tiempos de las Mercedes durante todo el fin de semana, estuvo a punto de perder la posibilidad de subir al podio debido a una penalidad de cinco segundos por acelerar en los puestos durante su primera parada. También perdió algo de tiempo al entrar en el carril equivocado frente a los puestos en su parada final.

El público lo aplaudió a rabiar cuando traspuso la meta en tercer lugar.

"Me entusiasma estar aquí después de todo lo que me pasó en esta carrera", dijo el brasileño. "Este público lo merecía".

Por segunda carrera consecutiva solo hubo 18 competidores. Marussia cerró sus operaciones el viernes, mientras Caterham está tratando de recaudar fondos para ver si puede competir en Abu Dhabi.