Argentina: Fernández sigue hospitalizada

La presidenta Cristina Fernández cumplió el viernes cinco días de internación en una clínica privada de Buenos Aires debido a un cuadro de sigmoiditis, sin que aún se sepa cuándo será dada de alta.

Fernández, de 61 años, "se encuentra estable, con dieta especial, cumpliendo tratamiento sintomático y antibiótico. Continúa internada para completar el tratamiento, con control evolutivo y estudios de rutina", afirmó un breve comunicado de la unidad médica presidencial difundido a la prensa.

La presidenta ingresó el domingo por la tarde a la clínica Otamendi de Buenos Aires con un cuadro febril infeccioso y presencia de bacterias en la sangre. Posteriormente el equipo médico presidencial confirmó que la paciente sufría una sigmoiditis, que consiste en una infección del colon.

El nuevo parte médico nada indica sobre cuánto tiempo deberá permanecer internada la presidenta, quien a lo largo de sus siete años de mandato ha sufrido distintas complicaciones de salud, entre ellas dos intervenciones quirúrgicas.

Los responsables de la salud de la mandataria adelantaron esta semana que una vez que la paciente deje la clínica deberá guardar reposo otros diez días en la residencia presidencial de Olivos, suburbio al norte de Buenos Aires, motivo por el cual debió cancelar su viaje a la próxima cumbre del G-20 el 15 y 16 de este mes en Brisbane, Australia.