Tramitan entrega de supuesto asesino de legislador

Las autoridades venezolanas confirmaron el viernes la captura del supuesto cabecilla de un grupo de paramilitares que estarían implicados en los asesinatos a principios de octubre de un congresista oficialista y su asistente.

La ministra venezolana de Relaciones Interiores, almiranta en jefe Carmen Meléndez, confirmó que en territorio colombiano fue capturado el supuesto líder paramilitar identificado como Leiva Padilla Mendoza, alias El Colombia".

Meléndez, citada en un comunicado divulgado por el ministerio de Comunicación e Información, dijo que confirmaba la captura registrada en Cartagena, Colombia, y que "se están haciendo todos los procedimientos administrativos que haya que hacer para traerlo de Colombia".

"Fue el que dirigió (el asesinato)" del congresista Robert Serra, de 27 años, que fue hallado muerto junto con su asistente María Herrera en una vivienda de la barriada popular de La Pastora, al norte de la capital, que era utilizada por el congresista para reuniones políticas. Fueron atacados con un arma de tipo punzón y murieron de hemorragia.

El presidente Nicolás Maduro ha dicho que en el asesinato del legislador ya fueron capturados en territorio venezolano 10 personas, entre ellos dos funcionarios policiales que fungían como escoltas, a quienes se les imputó los delitos de e homicidio agravado, robo agravado y asociación para delinquir.

El antecesor de Meléndez en el cargo hasta octubre pasado, el mayor general retirado Miguel Rodríguez Torres, quien inicialmente encabezó las investigaciones, señaló que los autores intelectuales del asesinato de Serra habrían pagado 250.000 dólares para ejecutar el hecho, sin ofrecer detalles.

Maduro, por su parte, en al menos dos oportunidades aseveró que los autores intelectuales de la muerte de Serra están fuera de Venezuela y que las informaciones apuntan "hacia Colombia y la banda de criminales que ha dirigido toda la vida el expresidente Álvaro Uribe". El ex mandatario colombiano ha rechazado esa y otras acusaciones.