Argentina: Líder Abuelas se retracta sobre Papa

La líder de las Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, admitió el viernes que se "equivocó" cuando vinculó al Papa Francisco con la última dictadura militar en Argentina.

"Uno como cristiano si se equivoca tiene que reconocerlo y si es necesario pedir perdón también", dijo de Carlotto a radio La Red de Buenos Aires. La dirigente humanitaria se encuentra en Roma, donde el miércoles ella y su nieto restituido fueron recibidos por Francisco en una audiencia privada.

De Carlotto, considerada una referente en la defensa de los derechos humanos, había cuestionado el rol del ex cardenal Jorge Mario Bergoglio, actual papa, durante el sangriento régimen ((1976-1983) que dejó 30.000 muertos.

"Bergoglio pertenece a esa Iglesia que oscureció la historia en nuestro país... Hay acusaciones muy serias sobre su persona, que fue colaborar por entregar a dos sacerdotes", había dicho Carlotto poco después de la asunción de Bergoglio como Francisco en marzo de 2013.

Una investigación periodística reveló que Bergoglio, como superior de la compañía de los Jesuitas, desprotegió a dos sacerdotes que fueron secuestrados y torturados por su labor en barrios carentes. Incluso Bergoglio prestó declaración ante la justicia por esta causa, pero nunca se presentaron pruebas concretas para avanzar sobre su figura.

"Me estaban informando mal desde sectores que yo creía que eran serios. Luego salen sectores que informan la verdad y uno rectifica el pensamiento", se excusó de Carlotto el viernes.

La dirigente rebeló que durante su encuentro con el Papa hace dos días "le dije que hubo un mal entendido. Él me dijo 'eso ya pasó'''.

De Carlotto visitó a Francisco junto a su nieto recuperado Ignacio Guido Montoya Carlotto, quien se sometió a un examen de ADN en forma voluntaria a mediados de este año que determinó es hijo de Laura Carlotto, la hija desaparecida de la presidenta de Abuelas.