Gobierno de México suspende concesión tren rápido

El presidente mexicano Enrique Peña Nieto suspendió la concesión otorgada al consorcio liderado por una empresa china para la construcción del primer tren de alta velocidad del país para ampliar el plazo de presentación de ofertas.

Peña Nieto ordenó a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes del gobierno federal que se repita el proceso de licitación "con la finalidad de dar un tiempo más amplio y propiciar la posible participación de un mayor número de fabricantes de trenes, así como de fortalecer la absoluta claridad, legitimidad y transparencia" según un comunicado emitido el viernes por la Presidencia.

Sólo se había presentado una oferta para construir la línea ferroviaria, lo que desató las críticas de la oposición.

El grupo que había ganado la concesión está encabezado por China Railway Construction Corp. Ltd. e integrado por otra empresa china CSR Corporation Limited y cuatro mexicanas, GIA, GHP, Prodemex y Teya

El costo total del proyecto es de poco más de 50.800 millones de pesos (unos 3.700 millones de dólares).

Está previsto que el tren recorra un tramo de 210 kilómetros uniendo en 58 minutos la ciudad de México con estado central de Querétaro. El viaje por autopista demora en la actualidad un promedio de dos horas y media.

"Próximamente se convocará a un nuevo proceso en el que no haya duda y que el proyecto no sea cuestionado, así como que cuente con absoluta claridad", dijo el Secretario de Comunicaciones Gerardo Ruiz Esparza.

Una de las senadoras que solicitó la cancelación de la licitación, Marcela Torres Peimbert, del partido opositor Acción Nacional por el estado de Querétaro explicó que lo hacía porque la concesión tenía "puntos opacos y sospechosos".

Dijo que 16 empresas nacionales e internacionales se retiraron por la negativa del gobierno a ampliar el plazo de 60 días que se había dado. "Se otorga una licitación a un solo consorcio sin poder comparar con otras empresas", dijo Torres.

"Nadie está en contra del tren pero la forma en que se gasta el dinero público tiene que estar muy vigilada", agregó.

Javier Corral Jurado, también senador de Acción Nacional, cuestionó si se había beneficiado con la concesión a personas o empresas vinculadas al oficialista Partido Revolucionario Institucional.

"Hay una bomba de tiempo, porque hay una exigencia social que reprocha la impunidad, la colusión entre delincuentes y autoridades, es un momento complejísimo como para adicionarle procesos de licitación enderezados a favorecer a amigos, o a personeros o a empresas cercanas al partido en el gobierno o al Presidente de la República."

Associated Press no logró contactar con China Railway Construction Corp. a primera hora del viernes, día festivo en China. Responsables de la empresa declararon en la revista china de economía Caixin que no habían sido informados oficialmente de la decisión.

El gobierno busca revivir los trenes de pasajeros en México, un país que por más de un siglo los utilizó como un importante medio de transporte de personas y mercancías.