Piden a la CIDH investigar muerte de campesinos

Familiares de campesinos víctimas de una balacera con la policía hace más de dos años pidieron a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que el Estado investigue a los responsables de la muerte de 11 trabajadores rurales.

Actualmente, la fiscalía paraguaya solamente investiga el fallecimiento de seis policías en ese incidente ocurrido el 15 de junio de 2012 en un terreno conocido como Marina Cué, en el noreste de Paraguay.

Como consecuencia directa de esos hechos, fue destituido el entonces presidente Fernando Lugo en un juicio político en el Senado, siendo reemplazado por su vicepresidente Federico Franco.

Martina Paredes, hermana de dos varones fallecidos durante el tiroteo, dijo el viernes a The Associated Press que "estuvimos en Washington (sede de la Comisión) hace una semana reclamando justicia".

Relató que específicamente pidió que el Estado paraguayo investigue quienes mataron a los seis campesinos que ocupaban esas tierras "que las consideramos del Estado" en Curuguaty, unos 300 kilómetros al noreste de Asunción.

"El fiscal solamente abrió una causa contra doce compañeros por la presunta responsabilidad en la muerte de los policías", indicó Paredes.

En tanto, el abogado Vicente Morales, defensor de los trabajadores rurales, dijo a la AP que el 12 de octubre de 2012 "pedimos al fiscal Jalil Rachid que realice una pesquisa porqué los policías dispararon contra los campesinos y quien o quienes mataron a los labriegos. La solicitud no fue atendida, ni siquiera fue rechazada".

Rachid, por su lado, explicó a la AP que imputó a doce campesinos por los presuntos delitos de tentativa de homicidio doloso, asociación criminal e invasión de terreno ajeno.

Aclaró que, de acuerdo con su investigación, unos 320 policías fueron movilizados para realizar un allanamiento pacifico pero los agentes, supuestamente, fueron emboscados desatándose el tiroteo.

"Los policías solo se defendieron de los ataques", explicó y agregó que la acusación de tentativa de homicidio doloso la hizo porque no pudo determinar quien mató a los policías.

El 17 de noviembre comenzará en ciudad Salto del Guairá , en la frontera con el estado brasileño de Mato Grosso do Sul, el juicio contra los once campesinos.