Británicos vencen a UE en batalla de presupuesto

Gran Bretaña se declaró ganadora el viernes en su enfrentamiento con la Unión Europea por el pago de un aporte de 2.100 millones de euros (2.700 millones de dólares) al presupuesto, asegurando que pudo reducir y aplazar el pago.

El jefe del Tesoro, George Osborne, dijo luego de una reunión de ministros de hacienda europeos que los británicos "hemos reducido la cuenta a la mitad, hemos demorado el pago de la cuenta, no pagaremos intereses sobre la cuenta".

Dijo que los pagos vencen en el segundo semestre del año próximo, mucho después de las elecciones del 7 de mayo, uno de cuyos temas centrales será previsiblemente la relación con la UE.

La decisión del viernes, que aplaza el pago hasta septiembre del año entrante, le da al gobierno del primer ministro David Cameron un margen de 10 meses en lugar de apenas tres semanas.

Osborne dijo que se pagarán 850 millones de libras (1.360 millones de dólares) "en dos cuotas en el segundo semestre del año próximo". Añadió que se modificaron las normas de la UE para asegurar que no se volvieran a presentar reclamos tan drásticos.

"Esto supera de lejos lo que se esperaba que pudiéramos lograr", dijo Osborne. La presidencia de la UE confirmó que se llegó a un acuerdo, pero no dio detalles.

Al determinar el mes pasado cuánto debía aportar cada estado miembro al presupuesto, la UE le fijó a Londres el más alto y le impuso un plazo perentorio hasta el 1 de diciembre, una decisión que Cameron calificó de "horrorosa".