Gana atención economía de la comida rápida en EEUU

Los empleados de restaurantes de comida rápida en Estados Unidos por lo general perciben un salario de 7,25 dólares por hora en la elaboración de emparedados de pollo de tres dólares y tacos de 99 centavos que generan miles de millones de dólares en ganancias anualmente para McDonald's y otras cadenas.

Miles de los millones de empleados de restaurantes de comida rápida y sus defensores han estado realizando protestas por todo el país en el último año para atraer la atención sobre los apuros que enfrentan al vivir con un salario mínimo federal o uno cercano al mínimo. La presión genera la duda de si la economía de la industria de la comida rápida da espacio a una mejoría salarial para sus trabajadores.

La industria se apoya en un modelo de negocio que mantiene los costos --incluyendo los laborales-- tan bajos que las compañías pueden ganar dinero mientras satisfacen el deseo de comida barata y rápida en Estados Unidos. Ningún grupo de toda la cadena alimenticia, desde los clientes a las compañías, desea cargar con la cuenta de mejores salarios para los trabajadores.

Los consumidores desean una oferta al momento de ordenar hamburguesas y papas a la francesa, pero esas gangas meten en aprietos a los dueños de franquicias que aseguran que de antemano apenas sobreviven en márgenes reducidos. Y las corporaciones tienen que generar ganancias para mantener contentos a los accionistas.

"En el modelo de negocio de la comida rápida no hay espacio para niveles salariales substancialmente superiores sin aumentar los precios de la comida", dijo Richard Adams, un ex propietario de franquicia de McDonald's que ahora dirige una compañía de asesoría de comida rápida.

Atrapados en ese triángulo se encuentran los empleados. El salario por hora medio para un cocinero de este tipo de restaurantes el año pasado era de nueve dólares, superior al de siete dólares por hora de hace una década, de acuerdo con la Oficina de Estadísticas Laborales, pero muchos trabajadores ganan el salario mínimo federal, que aumentó por última vez en 2009. A 7,25 dólares por hora, eso representa aproximadamente 15.000 anuales, asumiendo que se trabaja 40 horas por semana. Es muy inferior que la mitad del salario medio del trabajador estadounidense.

Las protestas se realizan mientras el presidente Barack Obama ha estado abogando por un incremento del salario mínimo federal a nueve dólares por hora, y algunos integrantes del Congreso y economistas también apoyan un aumento. Y el movimiento de empleados de restaurantes de comida rápida recibe además el apoyo económico y capacitación de organizadores del Sindicato Internacional de Empleados de Servicios, que representa a más de dos millones de trabajadores.

Los empleados que protestan en ciudades como Nueva York, Chicago y Detroit buscan un incremento a 15 dólares por hora, que representaría un salario de 31.000 dólares anuales, pero la cifra es considerada más que nada un punto de acuerdo inicial y muchos dicen que estarían satisfechos con un aumento de un par de dólares más.

Actualmente, el salario anual medio para todos los trabajadores asalariados de tiempo completo en Estados Unidos ronda los 40.350 dólares, de acuerdo con la Oficina de Estadísticas Laborales. Esa cantidad se basa en ganancias semanales de 776 dólares.

___

Candice Choi está en Twitter como: www.twitter.com/candicechoi

___

Jonathan Fahey está en Twitter como: www.twitter.com/jonathanfahey