Ratifican fallo condenatorio a filántropo en NY

Una corte federal de apelaciones ratificó el fallo condenatorio contra un financiero y mecenas de ópera al que se había declarado culpable de un fraude multimillonario, aunque ordenó que se le dicte nueva sentencia.

La Corte Federal de Apelaciones del 2do Circuito en Manhattan no dejó claro el viernes si Alberto Vilar, de 72 años, permanecería libre bajo fianza.

Vivian Shevitz, abogada de Vilar, dijo que su cliente estaba decepcionado por la decisión del tribunal.

"Pero litigaremos en la medida en que la corte ha marcado la vía para mayor controversia", agregó.

En la ratificación del fallo condenatorio, el panel de tres jueces desechó las afirmaciones de los coacusados --Vilar y Gary Alan Tanaka-- de que no habían recibido un juicio justo.

El panel dijo que procedía la nueva sentencia porque la Corte Suprema planteó en un fallo reciente interrogantes en cuanto a si las pérdidas que había calculado el juez de un tribunal inferior, de entre 20 millones y 50 millones de dólares, debían incluir inversiones conseguidas en el exterior.

Un cálculo más bajo podría resultar en una sentencia menor.

Vilar fue sentenciado a 9 años de cárcel y Tanaca a 5 después de que los declararan culpables en 2008.

La corte dijo que Vilar y Tanaka habían prometido a inversionistas que canalizarían el dinero de ellos a depósitos de alta calidad y corto plazo, como bonos del Tesoro de Estados Unidos, pero dirigieron el dinero a acciones de tecnología y biotecnología que se derrumbaron cuando el estallido de la burbuja de las empresas de internet en el otoño de 2000.

Antes de la caída de esas acciones, la revista especializada Forbes había dicho que Vilar, nacido en Nueva Jersey y de ascendencia cubana, tenía una fortuna de 950 millones de dólares. Vilar había ganado cientos de millones de dólares en inversiones durante el auge bursátil de la década de 1990.

Gastó parte de ese dinero en donaciones a casas de ópera por un total de 225 millones de dólares.

Antes de su arresto, Vilar había contribuido a gestionar inversiones por 9.000 millones de dólares.

Vilar entregó donaciones generosas a compañías musicales y en reciprocidad éstas le confirieron diversos honores. Después que lo arrestaron se esfumaron gran parte de sus amigos ricos y poderosos.

La Opera Metropolitana retiró de sus palcos el nombre de Alberto Vilar; la Opera Real del Covent Garden en Londres retiró de su Salón Floral el apellido del filántropo y el Festival de Salzburgo, en Austria, retiró de sus programas la foto del mecenas.