Emociones mixtas sobre acuerdo con la NFL

La cifra de cientos de millones de dólares que la NFL está lista para pagar a ex jugadores suena grandiosa, hasta que se considera que es a pagar en 20 años y se divide entre miles de personas.

Es por ello que algunos ex jugadores y otras personas piensan que a la liga le resulta barato su acuerdo tentativo con víctimas de lesiones cerebrales relacionadas con conmociones.

El acuerdo anunciado el jueves para llegar a un arreglo en aproximadamente 4.500 demandas está a la espera de ser aprobado por un juez federal en Filadelfia.

"¿Setecientos sesenta y cinco millones?", preguntó el ex jugador de los Vikings de Minnesota Brent Boyd, uno de los demandantes originales. "El desglose es 1,2 millones de dólares por equipo en 20 años. ¿Qué es eso, una tercera parte de un salario promedio? No hay sanción ahí. Son centavos".

Kevin Mawae, ex presidente del sindicato de jugadores y ex participante del Pro Bowl, se quejó de que la NFL no tiene que admitir culpabilidad.

"Lo desafortunado es que el aficionado general ve los 765 millones de dólares y piensa que es un golpe de fortuna para los jugadores. Es grandioso para... los chicos que caerían en la categoría de ayuda de necesidad inmediata", dijo Mawae. "Pero se trata de 700 millones de dólares que son el precio del silencio, debido al cual nunca tendrán que ser responsabilizados".

Otros ex jugadores no parecieron tan preocupados respecto a la cantidad de dinero, prefiriendo enfocarse en el momento oportuno del acuerdo. Dijeron que es esencial obtener cobertura médica ahora para sus compañeros --o para ellos mismos-- que sufren diversos padecimientos cerebrales y otros problemas de salud.

"Aquellas personas que necesitan ayuda ahora, que realmente necesitan ayuda en mayor grado y la necesitan en este momento y no dentro de cinco años, obtendrán la ayuda", dijo el ex fullback Kevin Turner, quien padece esclerosis lateral amiotrófica (ELA) y quien fue uno de los demandantes líderes. "Esa es la clave", agregó.

"Es difícil ponerle una cifra a la ELA, o (mal de) Parkinson o demencia y todas estas cosas. Pero si me preguntas, pienso que es justa".

Los demandantes acusaron a la NFL de ocultar los peligros a largo plazo de las conmociones cerebrales, glorificando al mismo tiempo los golpes espectaculares dentro del terreno de juego.

El acuerdo señala el pago de hasta cinco millones de dólares a jugadores que sufren de Alzheimer; hasta cuatro millones para quienes murieron por lesiones cerebrales conocidas como encefalopatía traumática crónica; y hasta tres millones de dólares para jugadores que sufren de demencia. La NFL pagará además exámenes médicos y destinará 10 millones de dólares a investigación.

Los pagos difícilmente serán una carga para los 32 equipos de la NFL. La liga genera cerca de 10.000 millones de dólares en ingresos anuales, y esa cifra seguramente aumentará cuando se negocien nuevos contratos de televisión en el futuro cercano.

Andrew Zimbalist, un economista especializado en deportes en el Smith College en Northampton, Massachusetts, calculó que el acuerdo costará a la NFL 45 millones de dólares anuales, o 0,4% de su ingreso actual.

"Los abogados estaban bajo cierta presión para entregar una ganancia concreta para aquellos jugadores que sufren de estas enfermedades", dijo Zimbalist. Si no fuera por el acuerdo, "es probable que la NFL litigaría durante muchos años antes de llegar a cualquier arreglo".

"Es un acuerdo positivo para los ex jugadores, aun cuando pudo haber sido más alto", agregó.

O, como lo puso el linebacker Harry Carson, miembro del Salón de la Fama: La NFL "tiene los recursos para alargar las cosas durante años y años y años. Los jugadores no tienen años y años y años".

"Cuando observo la cifra de jugadores que han tenido problemas neurológicos y han fallecido", agregó Carson, quien no fue un demandante, "pienso ahora en lo chicos que apenas están comenzando a padecer problemas neurológicos. Ellos van a ser manejados más humanamente".

____

Sitio de la AP sobre la NFL: www.pro32.ap.org