En Honduras cierran caso de diputada guatemalteca

Tras pagar 8.000 dólares, la diputada guatemalteca Lesli Elisa Buezo Escobar fue sobreseída el viernes en un caso penal que le seguían los tribunales hondureños junto a su esposo y tres guardaespaldas por ingresar con armas al país.

El Juzgado Penal de Tegucigalpa dijo en un comunicado que impuso a la congresista la regla de conducta de no volver a usar ningún tipo de armamento en el territorio hondureño.

Los encausados fueron Buezo, su esposo José Gómez Ramos, y sus escoltas Ronald Clavena, José Gómez Aguilar y José Jiménez, quienes desde febrero debieron viajar cada mes desde Guatemala para presentarse al tribunal hondureño por el delito de portación ilegal de armas.

Según la policía, la congresista fue detenida la noche del 12 de enero durante un operativo de rutina en una avenida de San Pedro Sula, segunda ciudad al norte de Honduras. En el vehículo de sus escoltas fueon decomisadas seis armas de fuego sin documentación oficial hondureña. El grupo permaneció 12 horas en una cárcel preventiva. La diputada admitió que sus guardaespaldas portaban permiso de portar armas de Guatemala, pero no de las autoridades de Honduras.