EEUU: Hace falta más para impulsar economía global

Estados Unidos se dijo frustrado de que varios países no estén haciendo lo suficiente para impulsar el crecimiento de sus economías, pese a que los ministros de finanzas de las economías más grandes del mundo han expresado su determinación para prevenir una nueva recesión mundial.

El secretario del Tesoro estadounidense, Jacob Lew, se quejó de que varios gobiernos de Europa, así como Japón y China, no han ofrecido el apoyo necesario.

"Los líderes europeos deberían centrarse en volver a calibrar sus políticas para hacer frente a la persistente debilidad de la demanda", dijo Lew en declaraciones preparadas para una sesión del comité de política monetaria del Fondo Monetario Internacional, que deberá concluir sus deliberaciones el sábado.

El comité de política monetaria del Banco Mundial también se reunirá por separado, y se espera que ambos grupos vuelvan a abordar la crisis del ébola en África occidental.

Lew dijo que el panorama de Japón es incierto, pues se pronostica que mantendrá un crecimiento débil este año y el próximo. Dijo que el gobierno japonés necesita calibrar cuidadosamente sus reducciones presupuestarias y "avanzar con decisión para poner en práctica las reformas estructurales necesarias para promover el crecimiento".

Sobre China dijo que su economía sigue siendo fuerte, pero que aumentan los riesgos y que el país asiático necesita poner más énfasis en el crecimiento impulsado por el consumo.

Lew no mencionó Alemania por su nombre, pero estaba claro que sus observaciones sobre Europa se centraron en la renuencia de ese gobierno a hacer más para estimular el crecimiento. "Los países con superávits externos y flexibilidad fiscal" necesitan hacer más para impulsar el crecimiento, dijo. Alemania, la mayor economía de Europa, tuvo un enorme superávit comercial el año pasado.

Incluso algunos de los socios europeos de Alemania han dicho que los países de la eurozona, que son 18 naciones, deben alejarse de las políticas de recorte del déficit que ha defendido Alemania y aumentar el gasto de inversión para no quedar ser atrapados en el estancamiento estilo japonés.

Fue en ese contexto que los ministros de Finanzas y presidentes de bancos centrales del G20 --las 20 naciones desarrolladas y recientemente industrializadas-- se reunieron durante dos días de conversaciones que concluyeron el viernes antes de las reuniones del FMI y el Banco Mundial.

Después de estas conversaciones, los ministros dieron a conocer planes de una iniciativa global para construir carreteras, puertos, ferrocarriles y otros proyectos de infraestructura que ayuden a impulsar el crecimiento mundial en 2 billones de dólares durante los próximos cinco años y crear millones de empleos.

___

Los periodistas de The Associated Press Paul Wiseman y Matthew Pennington colaboraron para este despacho.