China insta a corruptos huidos a volver a país

Las autoridades están instando a los funcionarios que han huido al extranjero para evitar acusaciones de corrupción a que vuelvan por su propia voluntad antes del 1 de diciembre a cambio de clemencia o se enfrentarán a penas más duras.

La corrupción está descontrolada en China y un gran número de funcionarios del gobierno y ejecutivos de empresas estatales se han dado a la fuga en el extranjero buscando refugios más seguros para sus riquezas ilegales porque el país carece de tratados de extradición.

El aviso del viernes fue emitido conjuntamente por los ministerios de Seguridad Pública y Asuntos Exteriores, el Tribunal Supremo y la Fiscalía. Dijo que quienes regresen voluntariamente podrían obtener clemencia e incluso ser exonerados si ayudan a recuperar las pérdidas económicas.

Los que no se entreguen antes del plazo marcado se enfrentarán a penas más duras, añadió el aviso sin ofrecer más detalles.

El gobierno del presidente Xi Jinping está inmerso en la última oleada de medidas contra la corrupción que comenzaron hace dos décadas. Los líderes del Partido Comunista han advertido en repetidas ocasiones que la corrupción generalizada ha minado la confianza de los ciudadanos en el partido y amenazó su legitimidad. y Xi ha prometido castigos con independencia del rango que ostenten los sospechosos de estas prácticas.

En julio, el Partido Comunista anunció una investigación al ex miembro de su poderoso Comité Permanente Politburó, Zhou Yongkang, por una posible "violación seria de la disciplina de partido"-- un término utilizado habitualmente para describir la corrupción.

Mientras el partido estrecha su control sobre la corrupción en el país, refuerza también sus esfuerzos para que regresen los sospechosos que han huido al extranjero.

"No importa a dónde han huido ni cuánto tiempo... tenemos que localizarlos y traerlos ante la justicia", dijo Huang Shuxian, un alto funcionario encargado de la supervisión disciplinaria del partido, a la agencia de noticias oficial Xinhua.

Beijing puso en marcha en julio la operación especial "Caza del zorro 2014" para localizar a los fugitivos. La policía dijo que hasta el momento el operativo ha llevado de vuelta al país a 128 funcionarios sospechosos de corrupción, soborno y otros delitos económicos procedentes de más de 40 países y regiones.