Publican archivos sobre Clinton y Lewinsky

La Casa Blanca urdió estrategias para defender al entonces presidente Bill Clinton de las repercusiones políticas de su aventura con la becaria Monica Lewinsky y otros escándalos, de acuerdo con los documentos publicados por los Archivos Nacionales que ahondan en capítulos dolorosos en la vida de Hillary Rodham Clinton, mientras sopesa si busca la presidencia de Estados Unidos.

Los documentos incluyen listas de temas de conversación, preguntas preparadas para entrevistas con la prensa y planes para sortear el juicio político, parte de 10.000 páginas de archivos del gobierno de Clinton dadas a conocer. El material no parece revelar nueva información que pudiera afectar una potencial campaña de Hillary Clinton.

Muchos archivos que involucran a Lewinsky están censurados, pero un documento arroja luz sobre su empleo: Lewinsky envió una solicitud oficial para colocar una fotografía de Clinton, en la que el presidente firma una iniciativa de ley de telecomunicaciones, en una oficina de asuntos legislativos de la Casa Blanca.

Tras bambalinas, los funcionarios de Clinton sostuvieron que ellos no trataban de desacreditar a Lewinsky.

"No hay ningún tipo de evidencia de que la Casa Blanca estuviera orquestando o participando en una campaña contra ella", dijo el ex asistente de Clinton, Sidney Blumenthal, en un memorándum de enero de 1999.

En otro mensaje de correo electrónico, Blumenthal se burla de Linda Tripp, una ex asistente de la Casa Blanca que grabó en secreto a Lewinsky hablando sobre el presidente.

Pero el caso generó tensiones políticas. Un asistente señala en un documento que el entonces gobernador demócrata de Maryland, Parris Glendening, explicó "por qué sintió la necesidad de distanciarse" de Clinton.

Los documentos también aluden brevemente a la muerte del asesor legal de la Casa Blanca Vincent Foster, ocurrida en 1993, a la investigación Whitewater sobre las transacciones de terreno de Bill y Hillary Clinton en Arkansas, y a los indultos otorgados por Bill Clinton en sus últimas horas como presidente.

Con estos documentos, los Archivos Nacionales habrán publicado aproximadamente 30.000 páginas desde febrero. Tanto el gobierno de Barack Obama como la Biblioteca Presidencial de Clinton en Little Rock, Arkansas, han avalado su publicación.

Hillary Clinton, que luego fungió como senadora por Nueva York y como secretaria de Estado del presidente Obama, ahora es una poderosa defensora de los demócratas en las elecciones legislativas y el prospecto más fuerte del Partido Demócrata para las elecciones presidenciales de 2016.

La posibilidad de una campaña presidencial ha intensificado el interés en los documentos de parte de organizaciones de medios, y de investigadores e historiadores políticos de la oposición.

___

Los periodistas de The Associated Press Alan Fram, Donna Cassata, Calvin Woodward, Charles Babington, Steve Peoples, Ronnie Greene y Stephen Braun en Washington, Jill Colvin en Toronto, Nicholas Riccardi en Denver, Bill Barrow en Atlanta y Kelly Kissel en Little Rock, Arkansas, contribuyeron a este despacho.