Siria se muestra desafiante; ONU inspecciona zona

El presidente sirio Bashar Assad aseguró el jueves que su país "se defenderá" de cualquier incursión militar de Occidente por un presunto ataque con armas químicas, y los inspectores de la ONU dijeron que dejarán el país en las próximas 48 horas con información que podría ser crucial para lo que se avecine.

El primer ministro británico David Cameron argumentó con fuerza en el Parlamento a favor de una intervención militar con participación británica en Siria, aunque perdió la votación preliminar en una resonante derrota para su gobierno.

Entretanto, funcionarios de defensa franceses dijeron abiertamente por primera vez que su ejército se prepara para una posible operación. El gobierno de Barack Obama estuvo informando a líderes del Congreso sobre sus argumentos para atacar a Siria.

Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia culpan al régimen de Assad por el presunto ataque con armas químicas del 21 de agosto en los suburbios rebeldes de Damasco. El gobierno sirio niega las acusaciones, y señala que los rebeldes organizaron el ataque para inculpar al régimen.

En las Naciones Unidas, una reunión de los miembros permanentes del Consejo de Seguridad sobre la crisis siria terminó después de menos de una hora luego de haber sido convocada por Rusia, un aliado incondicional del régimen de Assad.

Fue la segunda vez en dos días que las potencias con poder de veto en el Consejo de Seguridad realizaron una reunión infructuosa. El miércoles, los cinco analizaron una propuesta de Londres de autorizar el empleo de la fuerza militar contra Siria.

Mientras que los líderes occidentales argumentaban en sus países para intervenir en la guerra civil siria que comenzó hace cerca de 3 años, Assad se mantuvo desafiante.

"Las amenazas de lanzar una agresión directa contra Siria la hará aferrarse más a sus principios bien establecidos y decisiones soberanas derivadas de la voluntad de su pueblo, y Siria se defenderá contra toda agresión", afirmó Assad, según reportó la agencia estatal de noticias siria.

No estaba en claro si Assad contraatacará ante cualquier ataque occidental o si tratará de sobrellevarlos en la esperanza de minimizar la amenaza a su control sobre partes de Siria. Estados Unidos aseguró que su objetivo no es precipitar el cambio de régimen.

Los expertos de la ONU han realizado investigaciones sobre el terreno esta semana para determinar si se utilizaron armas químicas en el ataque, que según el grupo Médicos Sin Fronteras mató a 355 personas. Los inspectores visitaron el suburbio oriental de Zamalka, donde entrevistaron a los sobrevivientes y recogieron muestras.

Un video de un aficionado publicado en internet mostró a los inspectores de la ONU con máscaras protectoras revisando un edificio dañado. Uno de ellos tomó del suelo una muestra de polvo, la introdujo en un frasco y colocó éste en una bolsa de plástico.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, instó el jueves a las potencias occidentales a postergar toda decisión hasta que los expertos puedan presentar sus conclusiones a los Estados miembro de la organización internacional y al Consejo de Seguridad.

Ban dijo en Viena que el equipo de la ONU saldrá de Siria el sábado por la mañana y le reportará de inmediato. También dijo que habló con el presidente Barack Obama sobre las maneras de agilizar la pesquisa de la ONU.