Información sobre armas químicas no es definitiva

La información de inteligencia que vincula al presidente sirio Bashar Assad, o a su círculo cercano, con un presunto ataque con armas químicas en el que murieron más de 100 personas no es terminante, ya que sigue habiendo dudas sobre quién controla realmente algunos de los depósitos de armas químicas de Siria y sobre si el propio Assad ordenó el ataque, dijeron funcionarios de los servicios de espionaje de Estados Unidos.

El presidente Barack Obama declaró el miércoles que el régimen sirio era el responsable, mientras sentaba las bases para un posible ataque militar de Estados Unidos.

"Hemos llegado a la conclusión de que el gobierno sirio los llevó a cabo", dijo Obama en una entrevista para la cadena de televisión PBS. "Y si es así, entonces debe haber consecuencias internacionales".

Empero, diversos funcionarios de Estados Unidos usaron la frase "no es terminante" para describir el panorama presentado por la información de inteligencia, una referencia a la insistencia del director de la CIA en 2002, George Tenet, en que la información que mostraba que Irak tenía armas de destrucción masiva era "terminante", lo que resultó ser erróneo.

Un reporte de la oficina del director de la CIA que esquematiza esa evidencia contra Siria contiene algunos huecos, como el reconocimiento de que la comunidad de inteligencia de Estados Unidos ya no tiene la certeza que tenía hace seis meses sobre dónde están almacenadas las armas químicas del régimen, ni tiene pruebas de que Assad ordenó que se usaran armas químicas, de acuerdo con dos funcionarios de inteligencia y otros dos servidores públicos de Estados Unidos.

El grupo humanitario Médicos sin Fronteras dijo que un ataque con cohetes el 21 de agosto mató a 355 personas.

Un informe de tres páginas publicado el jueves por el gobierno británico dijo que había información "de inteligencia limitada pero creciente" que culpaba al gobierno sirio de los ataques. Y aunque los británicos no están seguros de por qué Assad habría llevado a cabo un ataque así, el informe aclaró que no había información de "inteligencia creíble" de que los rebeldes hubieran obtenido o utilizado armas químicas.

Cuando los legisladores en la Cámara de los Comunes de Gran Bretaña le preguntaron al primer ministro David Cameron sobre el tema, dio varias descripciones de su nivel de certeza sobre la responsabilidad de Assad que van desde " fuera de toda duda" hasta "tan seguro como es posible".

"Tenemos un régimen que ha utilizado armas químicas en 14 ocasiones, que tiene muchas posibilidades de ser el responsable de este ataque a gran escala, que si no se hace nada concluirá que puede utilizar estas armas una y otra vez y en mayor escala y con impunidad", dijo.

Al igual que el informe británico, el informe de Estados Unidos que aún no ha sido publicado evalúa con "mucha confianza" que el gobierno sirio fue el responsable de los ataques en suburbios al este y oeste de Damasco que incluyeron un arma química, dijo un alto funcionario del gobierno estadounidense que leyó el informe.

El funcionario admitió que hay salvedades en el informe y que no hay ninguna prueba de que Assad haya ordenado el ataque personalmente. El informe no menciona la posibilidad de que un elemento subversivo dentro del gobierno de Assad o el ejército sirio pudiera haber sido responsable, dijo el funcionario.

Todos los funcionarios hablaron a condición del anonimato porque no estaban autorizados a revelar información sobre el informe de inteligencia en público.

Estaba previsto que las comisiones relevantes del Congreso fueran informadas el jueves sobre las pruebas en una teleconferencia, dijeron funcionarios estadounidenses y asesores del Congreso.

Funcionarios de inteligencia dijeron que no podían precisar la ubicación exacta de los suministros de armas químicas de Assad, y que éste podría haberlas cambiado de lugar en los últimos días conforme la retórica de Estados Unidos aumentó. Pero esa falta de certeza significa la posibilidad de que una serie de ataques con misiles de crucero estadounidenses para dañar la infraestructura militar de Assad pudiera tocar los suministros recién ocultos de armas químicas y provocar accidentalmente un ataque químico mortal.

Durante los últimos seis meses, debido a los frentes cambiantes en la guerra civil de Siria que comenzó hace dos años y medio y a la información de inteligencia incompleta recabada mediante satélites y personas en Siria, los espías de Estados Unidos y sus aliados ya no saben quién controla algunos de los suministros de armas químicas del país, de acuerdo con las fuentes.

La incertidumbre pone en duda las declaraciones de Kerry y el vicepresidente Joe Biden.

"Sabemos que el régimen sirio mantiene la custodia de esas armas químicas", dijo Kerry. "Sabemos que el régimen sirio tiene la capacidad de hacer esto con cohetes. Sabemos que el régimen está decidido a borrar la oposición de los lugares donde ocurrieron los ataques".

La CIA, el Pentágono y la Oficina del Director de Inteligencia Nacional se negaron a comentar al respecto, mientras que la Casa Blanca no respondió a solicitudes de comentarios.

___

Los periodistas de The Associated Press Bradley Klapper, Julie Pace y Lara Jakes contribuyeron a este despacho.

___

Dozier está en Twitter como: http://twitter.com/kimberlydozier

___

Apuzzo está en Twitter como: http://twitter.com/mattapuzzo