Pese a apoyo de Simeone, River eliminado en copa

El apoyo moral que recibió del técnico Diego Simeone, quien llegó desde España para ver jugar a su hijo, no evitó la eliminación de River Plate a manos de Rosario Central en cuartos de final de la Copa Argentina, un torneo entre equipos de las diferentes categorías del balompié nacional y cuyo campeón estará en la Copa Libertadores de 2015.

El entrenador del Atlético de Madrid y campeón con River en el Clausura de 2008 aprovechó que este fin de semana no habrá fútbol en la liga española por las eliminatorias para la Eurocopa de 2016 y estuvo en el estadio Bicentenario de San Juan. Con Giovanni Simeone en el ataque, River cayó 5-4 en los penales ante Central, después de una igualdad sin goles en los 90 minutos.

"Hacía ocho meses que no lo veía", recordó Simeone en breves declaraciones tras el partido la noche del jueves y en alusión a su hijo Giovanni, quien estrelló un derechazo en el palo y además tuvo otras chances que no pudo concretar, hasta que salió extenuado cerca del final.

Salvo el centrocampista uruguayo Carlos Sánchez, River desplegó una formación con suplentes que incluyó al juvenil Simeone, integrante del plantel argentino que se entrena para el Sudamericano Sub20 en Uruguay del 14 de enero al 7 de febrero próximo.

River, que lidera el campeonato argentino con dos puntos de ventaja sobre Lanús, reservó a los titulares para su duelo del domingo como visitante de Newell's Old Boys.

Central, cuyo penal decisivo lo convirtió el uruguayo Sebastián Abreu, jugará en semifinales con el ganador del partido entre Estudiantes de Buenos Aires y Argentinos Juniors, donde se luce el ex enganche de Boca Juniors Juan Román Riquelme.

Huracán y el vencedor de entre Defensa y Rafaela jugarán la otra semifinal de esta copa en la que, además de River, también fueron eliminados Boca Juniors, Racing Club, San Lorenzo e Independiente, que forman el núcleo de los "cinco grandes" del fútbol argentino.