Santos autorizó viajes de jefe de las FARC a Cuba

El presidente Juan Manuel Santos autorizó los viajes del máximo comandante de las FARC, alias "Timochenko", quien ha estado en dos oportunidades en Cuba pero no ha participado en la mesa de las negociaciones de paz que se realizan en la isla, dijo el viernes el propio mandatario.

"Sí, yo autoricé que Timochenko fuera a Cuba. ¿Por qué lo autoricé? Pues porque estamos en una negociación", aseguró el gobernante en un acto público en el puerto caribeño de Cartagena, 650 kilómetros al norte de Bogotá.

El jefe de Estado explicó que tomó esa decisión porque así como su equipo negociador lo consulta a él, "la contraparte también tiene que consultar sus decisiones y para que no se demore cuatro meses... yo he autorizado dos veces al señor Timochenko a que vaya" a La Habana.

En busca de la "realización de consultas internas por parte de las FARC (en el marco del proceso de paz)... alias Timochenko ha estado en dos ocasiones en La Habana", aseguró a primera hora el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, en un escueto comunicado leído a los periodistas.

Cristo, que aludió a "la discreción establecida dentro de las reglas de juego acordadas desde el primer momento", no explicó cómo pudo llegar a Cuba el jefe rebelde toda vez que, según información de las autoridades colombianas, en su contra pesan numerosos requerimientos judiciales y está reportado en la Interpol mediante circular roja.

La oficina de prensa de la Fiscalía dijo el viernes que la entidad no recibió ninguna solicitud del gobierno colombiano para suspender las órdenes de captura que pesan contra el máximo jefe de las FARC.

De acuerdo con la Fiscalía, Timochenko tiene pendientes al menos 80 requerimientos por parte de las autoridades por delitos que van desde homicidio y secuestro hasta rebelión. Así las cosas, todas las órdenes de captura siguen vigentes.

De todos modos, Cristo hizo hincapié en que el jefe rebelde "no ha participado en la mesa de conversaciones, ni la delegación del gobierno se ha reunido con él".

"Las consultas de los negociadores de las FARC con alias Timochenko han tenido como objetivo garantizar los avances de los acuerdos", insistió el ministro de la política.

No se precisaron las fechas en que el comandante guerrillero estuvo en Cuba.

En una conversación telefónica con The Associated Press, miembros de la organización rebelde en La Habana se abstuvieron de hacer comentarios. "Ese es un comunicado de ellos y nosotros no vamos a pronunciarnos al respecto", comentó la rebelde identificada con el alias de Camila Cienfuegos y miembro de la delegación en la isla.

La víspera, el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, aseguró en una entrevista radial que informes de inteligencia daban cuenta de que el jefe rebelde había estado en Cuba "en distintos momentos".

El comentario de Pinzón generó en Colombia controversia entre los simpatizantes y críticos del proceso de negociación.

El expresidente y hoy senador Alvaro Uribe (2002-2010), contrario al proceso de paz, aseguró el jueves que de las palabras de Pinzón "uno... infiere que (Timochenko) se ha ido a Cuba clandestinamente a través del paraíso terrorista de Venezuela".

En cambio, el congresista de izquierda Iván Cepeda calificó de normal la presencia de Timochenko en Cuba.

"Es parte del proceso de paz en el que se está. Es normal que siendo las FARC una organización en la que hay un dirigente máximo pues él esté al tanto de lo que está ocurriendo en La Habana", sostuvo Cepeda a la AP. No obstante calificó como "una cosa que no está clara" el hecho de que Pinzón fuera el encargado de dar la noticia sobre los viajes de Timochenko a Cuba.

Ese tipo de señalamientos han surgido en otros procesos de paz que se han registrado por conflictos armados en otros países latinoamericanos, como en el caso de El Salvador en que los gobiernos de derecha y Estados Unidos acusaban a los dirigentes del guerrillero Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional de tener sus bases en Nicaragua o Cuba y desde allí movilizarse a México, donde se desarrollaban las negociaciones.

Timochenko, cuyo verdadero nombre es Rodrigo Londoño Echeverry, es el máximo comandante de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia desde noviembre de 2011.

Desde fines de 2012, el gobierno de Santos y las FARC adelantan en Cuba un proceso de paz para tratar de poner fin a 50 años de confrontaciones entre las partes.

Hasta la fecha las delegaciones negociadoras han logrado acuerdos en puntos clave como la reforma agraria y los problemas relacionados con la tierra, la participación en política de los rebeldes y el combate conjunto al narcotráfico. Actualmente tratan el tema de las víctimas que, según la opinión de expertos, puede ser el más complejo de la negociación.

___

La corresponsal en La Habana Andrea Rodríguez contribuyó con este despacho.