Aumentan víctimas por gresca en cárcel de Bolivia

Un cubano que estaba detenido preventivamente murió después que estuvo cuatro días en estado de coma por golpes en la cabeza que recibió en la reyerta de la pasada semana en la cárcel del departamento oriental de Santa Cruz que hasta este miércoles dejó 34 fallecidos.

Johan García Su de 40 años, nacionalidad cubana, se convirtió en la víctima 34 de la reyerta del 23 de agosto en la cárcel de Palmasola en Santa Cruz a 490 kilómetros al este de La Paz, informó a la AP el representante del Defensor del Pueblo en Santa Cruz, Celso Parada.

El cubano estaba detenido preventivamente por ocho meses por un supuesto intento de homicidio.

Parada también informó que por la mañana falleció Mario Jorge Barba de nacionalidad boliviana de 36 años tras sus quemaduras en el 60% de su cuerpo.

Entre las victimas figura en la lista Juan Ismael Sernaque de nacionalidad peruana y el brasileño Luis Carlos Silva de Almeida, los demás son bolivianos.

El pasado viernes por la madrugada un grupo de la cárcel de Palmasola, invadió el espacio de otro grupo después de perforar un hueco en la pared que los separaba de sus vecinos. Abrieron el grifo de un balón metálico de gas licuado para obligarlos a salir, usaron otro como lanzallamas para quemarlos y los atacaron con machetes y cuchillos. La explosión del combustible propagó el fuego. Varios murieron calcinados en el segundo piso, según el informe del ministro de Gobierno Carlos Romero.