David Miklos explora el fenómeno de la violencia

En la novela breve "No tendrás rostro" David Miklos retrata los estragos de la violencia que se ha apoderado de "la Ciudad", obligando a sus habitantes a emprender un éxodo sin posibilidad de regreso.

Miklos reconoce que la violencia que detonó su historia fue en particular la de México.

"Y no sólo la violencia... sino el tratamiento que se le da a la violencia por parte del gobierno, por parte de los medios en la que es un tratamiento en el que nos dicen que es la regla, y van contabilizando muertos, cuando en realidad es la excepción y cada muerto tiene un apellido, una historia familiar", dijo el autor el martes en una entrevista con The Associated Press.

"Ese tratamiento de la violencia -- y el malestar que me provoca-- que se le da a la violencia por los medios y el gobierno me llevó a reaccionar y a responder de manera literaria a través de esta novela y de la anterior", añadió en relación a su obra "Brama", que transcurre a puertas cerradas, mientras que "No tendrás rostro", publicada por Tusquets Editores la semana pasada, es una muestra de cómo la violencia "acaba con todo, incluso consigo misma" a través de paisajes desolados.

Miklos comenzó el libro en 2010 y lo escribió a lo largo de tres años, justo en la época en que los enfrentamientos violentos se dispararon en México por el narcotráfico.

"Fue el recrudecimiento de la guerra de (el presidente Felipe) Calderón", dijo Miklos, cuya familia paterna dejó Hungría en medio de los brotes de fascismo a mediados del siglo XX y cuya familia materna dejó Alemania durante la Segunda Guerra Mundial, antecedentes plasmados en su novela "La hermana falsa". El escritor nació en Estados Unidos en 1970 y ha radicado toda su vida en México.

En "No tendrás rostro" también se menciona un momento en el que un grupo de mineros queda sepultado bajo tierra y el gobierno está en el dilema de dejarlos ahí o intentar un rescate, pese a que hay pocas posibilidades de encontrarlos vivos.

"Es una alusión a los mineros de Chile, de hecho todo ese apartado lo empecé a escribir cuando ocurrió la crisis de los mineros", dijo el autor, cuya esposa es chilena.

Miklos se detuvo en esta historia verídica por "el tratamiento de la información, la reacción del gobierno chileno, el oportunismo de (el presidente Sebastián) Piñera, todo era muy cínico", dijo. "Ahí sí contaban todas las historias, tenían tiempo, fue un abuso mediático. Crisis mineras hay todo el tiempo, en México todo el tiempo, y aquí era muy sensacionalista".

Fino, el personaje principal de "No tendrás rostro", es uno más de los que dejaron la Ciudad y se instalaron en el fraccionamiento del Palomar a la orilla del mar, donde tiene encuentros sexuales con la Rusa, que le hacen sentir amor pero nunca llegan a consumarse.

"Ellos viven en una especie de Nuevo Paraíso, son una especie de versión futurista de Adán y Eva y ella es la protagonista. En la Biblia, en el génesis, Adán es el protagonista", dijo Miklos. "Aquí no, aquí la Rusa es la que tiene la posibilidad de crear vida, tiene la fertilidad y Fino es el que titubea... le da miedo reproducirse, también porque es la responsabilidad de volver a ser vida en un mundo que fue destruido".

Las mujeres son imponentes en su historia, además de la carnosa y sensual Rusa hay una Sueca de mucho carácter, algo que contrasta con las condiciones que enfrentan las mujeres en México, donde por años se han padecido asesinatos irresueltos de mujeres en la fronteriza Ciudad Juárez.

"(México) es de los países donde el machismo ha echado las raíces más patéticas. Pero las mujeres nos sobrevivirán a todos", concluyó Miklos.