Pastor de llamas muere por nevada en Bolivia

Un pastor murió congelado al intentar salvar a sus llamas y una veintena de comunidades rurales quedaron aisladas por una intensa nevada que castigó la región andina del centro de Bolivia, informó Defensa Civil.

José Apaza, de 50 años, quedó atrapado por la nieve en un cerro cuando rescataba a sus llamas en el poblado Cocopata en el centro del país, dijo el miércoles el viceministro de Defensa Civil Oscar Cabrera.

El frente frío ingresó hace seis días desde la Antártica y se mezcló con aire húmedo en las zonas altas lo que provocó nevadas y un descenso de temperaturas además de lluvias en el oriente. Se esperan nevadas hasta el jueves, dijo a la AP Danilo Pomier del Servicio de Meteorología.

Defensa Civil dijo que unas 3.498 familias de cuatro regiones del país y 1.103 hectáreas de cultivo fueron afectadas por la tormenta invernal.