Corte Colorado estudia despido por fumar marihuana

Aunque la marihuana es legal en el estado de Colorado, una persona todavía puede ser despedida por fumarla.

Brandon Coats, un enfermo cuadriplégico que consume marihuana medicinal fue despedido de su trabajo en Dish Network tras dar positivo por drogas hace más de cuatro años. Además, dice que los empleadores son renuentes a darle un trabajo permanente debido a que fuma fuera de las horas de trabajo.

En un caso que es seguido de cerca en todo el país, la Corte Suprema de Colorado escuchó testimonios el martes en el caso de Coats, que podría sentar precedentes para fumadores de hierba en el primer estado que legalizó el consumo con fines recreativos.

El caso pone de relieve el choque entre un estado cuyas leyes permiten el consumo de marihuana y las normas de los lugares de trabajo que no lo toleran.

Podrían pasar semanas o meses antes que los seis magistrados dicten su sentencia. Han bombardeado con preguntas a los abogados de las dos partes, pero no dieron el menor atisbo de sus opiniones.

El abogado de Coats, Michael Evans, dijo que el consumo de marihuana está permitido bajo una ley estatal que protege a los fumadores de tabaco del despido por una conducta que es legal fuera del horario de trabajo.

Pero según el argumento de la compañía, mientras la marihuana sea ilegal en la jurisdicción federal, la ley estatal no cubre el consumo medicinal.

"Este caso no tiene por qué constituir un respaldo o un rechazo de la marihuana medicinal", sino una oportunidad para sentar pautas de conducta para los empleados, dijo la abogada de Dish, Meghan Martínez.

Coats, de 35 años, quedó paralizado en un accidente de auto cuando era adolescente y consume marihuana medicinal desde 2009, bajo indicación de un médico, al descubrir que la hierba le ayuda a calmar los violentos espasmos musculares que dificultaban su trabajo.