Un sueco y un canadiense mueren en sur chileno

Un ciudadano canadiense y otro sueco que se encontraban desaparecidos desde el lunes tras una avalancha en el monte San Lorenzo, en la Patagonia chilena, fueron encontrados muertos en el sector argentino del macizo.

El director regional de la Oficina Nacional de Emergencia, Sidi Bravo, dijo el martes a The Associated Press que los restos que los restos de los turistas, fueron avistados el mediodía por un helicóptero chileno tripulado por personal del ejército y de la policía especializada local.

Carl Andreas Fransson, sueco, y Jean Phillipe Auclair, canadiense, fueron arrastrados por la avalancha hacia una quebrada del monte que se ubica en el lado argentino. Inicialmente prensa local dijo que uno de los muertos era de nacionalidad suiza.

Bravo explicó que el 90% de las personas que desaparecen en condiciones similares en los macizos del extremo sur no son encontrados. "Fue una fortuna haberlos encontrado y haberlos localizado para poderlos sacar".

Los turistas participaban junto a otros dos suecos, que resultaron ilesos, en una excursión en la zona conocida como fundo San Lorenzo, en el monte del mismo nombre, de 3.600 metros de altura, cuando se produjo la avalancha de hielo y nieve, explicó la autoridad.

El monte está a un par de horas de Cochrane, a unos 2.200 kilómetros al sur de Santiago.

Los cuatro turistas ingresaron al país por el aeropuerto internacional de Santiago, y desde la capital viajaron a la zona de Cochrane y el sábado subieron al macizo.

Bravo precisó que desde Estados Unidos se avisó el lunes a las autoridades de Comodoro Rivadavia, en Argentina, del desaparecimiento de la pareja de extranjeros, que portaban una baliza de localización de personas, que a su vez alertaron a las autoridades locales.

El fiscal de Cochrane, José Moris solicitó la colaboración del ejército y de policía especializada, y un helicóptero chileno avistó los cuerpos, se acercó, pero no pudo posar. Los tripulantes no vieron señales de vida.

"Con la turbulencia producida por las aspas del helicóptero, produjo que uno de los cuerpos se moviera levemente y se detectó que estas personas, por su condición y ubicación, estaban fallecidas, estaban semitapadas (por la nieve)", dijo Bravo. Los otros dos suecos resultaron ilesos y fueron trasladados a Cochrane.

Por tratarse de cadáveres los dos cuerpos se dejaron donde fueron ubicados a la espera de que las autoridades argentinas los saquen y los trasladen primero a Perito Moreno y luego al servicio médico legal de Río Gallegos.

Ahora el traslado de los fallecidos es materia que debe ser tratada entre las autoridades argentinas con las embajadas de Suecia y Canadá.