Rousseff visita sedes olímpicas antes de comicios

La presidenta Dilma Rousseff, quien libra una complicada contienda en busca de la reelección, recorrerá la sede principal de los Juegos Olímpicos de 2016 en Río de Janeiro, apenas a unos días de los comicios.

Funcionarios del comité organizador de Río 2016 dijeron que la mandataria visitará la sede del Parque Olímpico el martes, junto con el alcalde Eduardo Paes e inspectores del Comité Olímpico Internacional, quienes verifican el progreso en las obras de construcción.

Dichas labores tardaron en comenzar pero ahora parecen acelerarse.

Brasil erogará unos 20.000 millones de dólares a fin de que Río esté listo para albergar los Juegos. La cifra incluye recursos públicos y privados.

Rousseff está prácticamente empatada en las preferencias electorales con Marina Silva, quien podría ser la primera mujer de raza negra que encabeza el gobierno brasileño si triunfa en los comicios. La primera vuelta de la votación se realiza el domingo, mientras que la segunda --que luce bastante probable-- está prevista para el 26 de octubre.

El Parque Olímpico se ubica en el suburbio de Barra da Tijuca. Habrá cuatro complejos de instalaciones deportivas distribuidos en distintas zonas de una ciudad donde, para llegar de un extremo a otro, es necesario atravesar montañas y túneles por avenidas que no se encuentran en las mejores condiciones.

La visita de Rousseff le daría una oportunidad de mostrarse vinculada con los Juegos Olímpicos. Sin embargo, podría también revivir las preguntas de por qué un país que entró recién en recesión erogó unos 11.000 millones de dólares para organizar el Mundial de fútbol este año.

Casi el doble de esa cifra se desembolsará para los Juegos Olímpicos.

La oficina gubernamental de estadísticas ha reportado que el producto interno bruto cayó 0,6% en el segundo trimestre. Los resultados del primer trimestre fueron revisados también a la baja, desde un crecimiento de 0,2% hasta una contracción de esa misma magnitud. Ello implicaría dos trimestres seguidos de contracción, una medida que la mayoría de los economistas emplea para definir una recesión.

Los analistas señalan que la economía padece también porque los inversionistas esperan ver si las elecciones modifican las perspectivas económicas.

Asimismo, la economía fue afectada por el Mundial. Muchos trabajadores tomaron vacaciones adicionales, y tanto empresas como bancos cerraron temprano durante este suceso, lo que habría reducido la productividad.