México: banda robaba 4 millones de litros de crudo

Autoridades anunciaron diversos golpes a una organización que robaba al menos cuatro millones de litros de crudo al mes en el noreste de México con el apoyo de un grupo del crimen organizado y la complicidad de autoridades policiales.

Funcionarios de la Procuraduría General de la República informaron que cinco personas fueron detenidas, incluido quien es considerado líder de la organización y al mismo tiempo propietario de una empresa en el centro del país, que desde 2011 tenía una concesión con la empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) que le pagaba cinco millones de pesos (unos 370.000 dólares) al mes para el traslado de hidrocarburos.

El jefe de la Agencia de Investigación Criminal de la Procuraduría, Tomás Zerón, dijo en un mensaje a la prensa que después de una investigación iniciada en marzo se determinó que la empresa, llamada Petro Bajío, pagaba también el equivalente a unos 370.000 dólares a un grupo del crimen organizado en el estado norteño de Tamaulipas para que robaran el crudo de al menos dos oleoductos de Pemex.

El crudo se vendía después a empresas papeleras, fundidoras de metal y productoras de tequila en los estados de Jalisco, San Luis Potosí y Guanajuato, en el occidente y centro del país.

Las autoridades también incautaron diversos camiones cisternas en los que se transportaba el crudo.

No se dio a conocer el nombre de los detenidos ni se identificó al grupo delictivo en cuestión, aunque en Tamaulipas los dos cárteles del narcotráfico rivales que operan --Los Zetas y del Golfo-- han sido señalados en el pasado por las autoridades de haber diversificado sus actividades criminales y haber incluido el robo de hidrocarburos.

Cifras recientes de Pemex señalan que en todo México se han perforado 2.481 tomas ilegales en oleoductos de la petrolera estatal, un tercio más que en el mismo período de 2013. Más de una quinta parte de las extracciones ilegales se perforaron en Tamaulipas, estado vecino a Texas.

Pemex calcula que ha perdido unos 7,5 millones de barriles por un valor de 1.150 millones de dólares.

Datos de la compañía refieren que un barril tiene cerca de 159 litros, por lo cual los cuatro millones que el grupo robaba son equivalentes a poco más de 25.100 barriles.