Soriano llega a 400 jonrones; Aramis a 350

Alfonso Soriano sintió que tenía algo que demostrar cuando los Yanquis lo cedieron en un canje a Texas, antes de la campaña de 2004. Diez años después, ha regresado y lo está demostrando.

El dominicano conectó dos vuelacercas para llegar a 400 de por vida, y Nueva York venció el martes 7-1 a los Azulejos de Toronto, pese a perder a otro quisqueyano, Robinson Canó, en el primer inning.

Andy Pettitte resolvió siete entradas sin admitir carrera, mientras que Alex Rodríguez y Mark Reynolds se sumaron al apoyo ofensivo con sendos cuadrangulares, para que los Yanquis ganaran por 13ra ocasión en 15 enfrentamientos con Toronto en lo que va de la campaña.

Soriano conectó sus jonrones 399 y 400 de por vida, así como el 27mo y el 28vo en la campaña. Lleva 11 palos de vuelta entera desde el 26 de julio, cuando regresó a Nueva York, procedente de los Cachorros de Chicago.

"Fue grandioso para mí", dijo Soriano. "Cuando me marché de aquí no estaba triste, porque eso es parte de este deporte, pero pensé entonces que tenía algo que probar ante mí mismo, ante mis compañeros y ante los fanáticos".

Canó fue golpeado en la mano izquierda por un lanzamiento del zurdo J.A. Happ en la primera entrada. El dominicano permaneció en el encuentro para correr por los senderos y anotó una carrera, pero fue sustituido en la parte baja del episodio por su compatriota Eduardo Núñez.

"Ahora la muñeca está inflamada, y lo último que quieres es que esto se agrave", dijo Canó.

Las radiografías descartaron una fractura, y la condición del toletero se analizará diariamente.

Para colmo, Núñez pareció lesionarse la pierna derecha cuando cubría la intermedia, en el octavo capítulo. El kinesiólogo Steve Donohue lo examinó, y el dominicano permaneció en el encuentro, pero fue reemplazado por el corredor emergente Lyle Overbay, tres bateadores después de conectar un sencillo en la apertura del noveno.

Rodríguez pegó un garrotazo en solitario por el jardín central frente a Esmil Rogers en la séptima entrada. Fue su cuadrangular número 651 y el segundo en un par de encuentros. Rodríguez, quien lleva cuatro bambinazos en esta temporada, está a nueve de igualar a Willie Mays en el cuarto lugar de la lista histórica de los mejores jonroneros.

De alcanzar ese hito, se haría de una bonificación de seis millones de dólares.

Pettitte (10-9) mejoró a una foja de 7-1 en sus últimas ocho aperturas contra Toronto. Permitió cinco hits, dio dos pasaportes y ponchó a tres contrincantes.

El lanzador destacó lo importante que ha sido para los Yanquis traer de vuelta a Soriano.

"Fue una gran decisión para nosotros", dijo. "Nos da energía tener a un jugador especial como este, que puede batear con poder, sacar outs importante y correr por las bases. Es emocionante. Parece un jovencito".

En otros encuentros de la Liga Americana, los Medias Rojas de Boston aplastaron 13-2 a los Orioles de Baltimore, con victoria del venezolano Félix Doubront (10-6); los Atléticos de Oakland vencieron 6-3 a los Tigres de Detroit, en un juego abreviado a cinco entradas por la lluvia; los Angelinos de Los Ángeles superaron 6-5 a los Rays de Tampa Bay, con cuatro producidas por el dominicano Erick Aybar.

Además, los Reales de Kansas City doblegaron 6-1 a los Mellizos de Minnesota; los Medias Blancas de Chicago superaron 4-3 a los Astros de Houston, y los Rangers de Texas vencieron 4-3 a los Marineros de Seattle en 10 innings.

Soriano no fue el único dominicano que alcanzó un hito en la jornada.

Aramis Ramírez bateó tres imparables, incluido el cuadrangular número 350 de su carrera, para producir cuatro anotaciones en el triunfo de los Cerveceros de Milwaukee por 7-6 sobre los Piratas de Pittsburgh.

Ramírez dijo que no recuerda con exactitud cuándo conectó su primer jonrón.

"Era un chico, tal vez tenía 19 años", dijo.

El veterano antesalista dominicano, con 16 años en Grandes Ligas, ayudó a los Cerveceros a construir una ventaja de 5-0 en la quinta entrada, pero los Piratas empataron la pizarra en la sexta. Milwaukee consiguió la victoria cuando el novato Caleb Gindl bateó como emergente un elevado de sacrificio que rompió el empate en el octavo episodio.

Curiosamente, el jonrón 350 de Ramírez llegó cerca del sitio donde bateó su primer cuadrangular en las mayores, también contra su equipo actual.

Jugando por los Piratas, el 12 de junio de 1998, Ramírez desapareció un lanzamiento de Scott Karl, de Milwaukee, en el Three Rivers Stadium.

"Si me hubieran dicho, cuando tenía 19 años, que batearía al menos 350 jonrones en mi carrera, me hubiera parecido algo muy bueno", dijo Ramírez. "Ahora estoy viejo, pero esto demuestra que si juegas el tiempo suficiente puedes alcanzar esas cifras"

Con el juego empatado a 6-6, el cubano Yuniesky Betancourt conectó un doblete con un out contra Bryan Morris (5-7) y avanzó a la tercera base con sencillo de Scooter Gennett. Gindl bateó entonces su elevado al jardín derecho con el que anotó Betancourt y dio a los Cerveceros su tercera victoria en los últimos cuatro juegos.

Pittsburgh, que inició el día medio juego atrás de los Cardenales de San Luis, líderes de la División Central de la Liga Nacional, perdió su tercer encuentro seguido.

En otros juegos de la Liga Nacional, los Gigantes de San Francisco vencieron 5-3 a los Rockies de Colorado, con un vuelacerca del venezolano Pablo Sandoval (10).

Asimismo, los Cardenales de San Luis derrotaron 6-1 a los Rojos de Cincinnati; los Mets de Nueva York blanquearon 5-0 a los Filis de Filadelfia; los Nacionales de Washington superaron 2-1 a los Marlins de Miami; los Diamondbacks de Arizona 10-9 a los Padres de San Diego en 10 entradas; y los Cachorros de Chicago derrotaron 3-2 a los Dodgers de Los Ángeles.

En los interligas de la jornada, los Bravos de Atlanta blanquearon 2-0 a los Indios de Cleveland.