Calentamiento global por alteraciones artificiales

Un grupo científico que estudió 16 casos de alteraciones climáticas el año pasado halló indicios de causas artificiales en más de la mitad. Los investigadores descubrieron que los cambios climáticos aumentaron las probabilidades de nueve casos extremos: olas de calor en Australia, Europa, China, Japón y Corea; lluvias intensas en Estados Unidos e India y sequías severas en California y Nueva Zelanda.

Los científicos no hallaron un vínculo con el calentamiento global de una nevisca en Dakota del Sur, tormentas inusuales en Alemania y los Pirineos, lluvias intensas en Colorado, Europa del sur y central y una primavera fría en Gran Bretaña.

Bajo la organización de la Administración Nacional para los Océanos y la Atmósfera de Estados Unidos (NOAA por sus siglas en inglés), los investigadores publicaron en lunes 22 estudios sobre extremos climáticos de 2013 en una edición especial del Boletín de la Sociedad Meteorológica Estadounidense.

"No es un solo factor el responsable de los extremos que estamos presenciando", dijo el director del Centro Nacional de Datos Climáticos de la NOAA Tom Karl. "La variabilidad natural siempre es parte de todo acontecimiento climático extremo".

Durante años, los científicos dijeron que no podían atribuir acontecimientos meteorológicos aislados --como una sequía, una ola de calor o una tormenta-- al calentamiento global provocado por los seres humanos, pero con mejores modelos de computadoras y nuevas investigaciones, en algunos casos los científicos pueden ver cómo las probabilidades de los incidentes aumentan --o no-- a causa del cambio climático. Otros investigadores se preguntan la utilidad y precisión de incidentes aislados.

Los editores de la compilación de estudios de 108 páginas escribieron que los seres humanos y los animales tienden a ser más afectados por el clima extremo que por los cambios en promedio, de modo que le prestan más atención. El público a menudo vincula episodios extremos al cambio climático, a veces erróneamente, de modo que análisis científicos como este "pueden ayudar a la comprensión pública de nuestro ambiente cambiante".

El informe busca determinar en qué medida y cómo el calentamiento provocado por el ser humano ha influido sobre el clima, dijo el meteorólogo Martin Hoerling, de la NOAA, uno de los editores del informe.

La influencia sobre el año más caluroso de Australia en más de un siglo es evidente, dijeron los editores. "Es casi imposible" explicar el caluroso 2013 australiano sin apelar al cambio climático, precisó Peter Stott, de la oficina meteorológica del Reino Unido, otro de los editores.

___

En la red:

Informe: http://bit.ly/1vqVXvO

___

Seth Borenstein está en Twitter como http://twitter.com/borenbears