Ébola: ONU abre cuartel central en Ghana

La misión de Naciones Unidas para combatir el ébola abrió su cuartel central el lunes en Ghana, desde donde coordinará la ayuda para la creciente crisis en África Occidental.

La actual propagación del ébola se ha convertido en el peor brote conocido y la Organización Mundial de la Salud dice que la enfermedad ha causado al menos 3.000 muertos. Liberia, Sierra Leona y Guinea han sido las naciones más afectadas. Senegal y Nigeria también han tenido víctimas, aunque no han reportado casos nuevos en semanas.

En discursos pronunciados el lunes en Naciones Unidas, los ministros de relaciones exteriores de Liberia y Sierra Leona describieron los estragos que ha causado el ébola a sus esfuerzos para sacar a las personas de la pobreza y para recuperarse de guerras civiles, y pidieron a la comunidad internacional seguir enviando la muy necesitada ayuda.

"Sólo cuando el número de camas disponibles sobrepase el número de casos podremos decir que el ébola está bajo control", dijo el canciller de Sierra Leona Samura Kamara ante la Asamblea General. "Esta es una lucha para todos nosotros. Debemos probar que la humanidad confrontará este nuevo desafío a nuestra existencia colectiva".

Ante exhortos tan desesperados, se han hecho muchas promesas de ayuda recientemente, y algunas han empezado a llegar. Francia prometió el lunes instalar otro hospital de campaña en Guinea y enviar 25 doctores adicionales.

Pero algunos dicen que la respuesta al brote ha sido demasiado lenta y caótica.

La Misión de Naciones Unidas para la Respuesta de Emergencia del Ébola trata de determinar los sitios más necesitados y de asegurarse de canalizar allí la ayuda, dijo Christy Freig, directora de comunicaciones de la Organización Mundial de la Salud, que desempeñará un papel significativo en la misión.

El director de la misión, Anthony Banbury y su equipo deben llegar el lunes a Accra, capital de Ghana.

Muchas naciones de la región han cerrado sus fronteras con los países más afectados y han suspendido sus vuelos a ellos y desde ellos. Eso ha cerrado rutas para la llegada de personal médico y suministros a Liberia, Guinea y Sierra Leona, pero Senegal abrió un corredor humanitario este fin de semana y los vuelos de la ONU pueden llegar a los países afectados desde Dakar. Ghana también accedió a un puente aéreo.

Las necesidades causadas por el brote han superado continuamente las proyecciones. La OMS dice que se han instalado o están por instalarse 1.500 camas para tratamiento, pero eso significa que todavía hay un déficit de más de 2.100. Se necesitan entre 1.000 y 2.000 trabajadores médicos internacionales, además de millones de trajes protectores.