Australia no enviará médicos contra ébola a África

Australia descartó el lunes enviar médicos al África occidental para ayudar a combatir el brote del ébola debido a los problemas logísticos de repatriar a cualquier australiano que se infectara con el virus mortal.

Medecins Sans Frontieres, también conocido como Médicos Sin Fronteras, así como el partido opositor australiano, pidieron al gobierno que enviara un equipo médico para asistir en el creciente problema de escasez de doctores en el África occidental, donde el peor brote de ébola de la historia ya ha matado a 3.000 personas.

Pero la ministra de Exteriores, Julie Bishop, dijo que los departamentos australianos de Defensa y Salud habían indicado que Australia no podría evacuar de forma segura a personal sanitario australiano.

"El gobierno australiano no va a arriesgar la salud de trabajadores australianos ante la ausencia de planes de evacuación creíbles que puedan traer a nuestra gente de vuelta a Australia", dijo Bishop a la prensa.

Un médico estadounidense que fue expuesto al ébola cuando trabajaba como voluntario en Sierra Leona fue ingresado el domingo en un hospital en el Instituto Nacional de Salud, en Washington D.C., indicó la institución sanitaria estadounidense.

Otros cuatro trabajadores humanitarios estadounidenses que contrajeron el ébola cuando trabajaban de voluntarios en el brote en África occidental, han recibido tratamiento en hospitales de Georgia y Nebraska. Uno permanece hospitalizado, mientras que los demás se han recuperado.

Australia anunció hace dos semanas que contribuiría con efecto inmediato con 7 millones de dólares australianos (6,4 millones de dólares) adicionales para la respuesta internacional al brote.

El país ya había comprometido la entrega de 1 millón de dólares australianos a la operación.