Crecen las protestas prodemocracia en Hong Kong

Manifestantes prodemocracia vistiendo máscaras y empuñando paraguas para protegerse contra el espray de pimienta y el gas lacrimógeno ampliaron sus protestas en todo Hong Kong el lunes, desafiando a los llamamientos para dispersarse en su pulso contra la decisión de Beijing de limitar las reformas democráticas en el centro financiero de Asia.

Policías antidisturbios se retiraron del escenario de caóticos enfrentamientos alentados por el uso de gas lacrimógeno que comenzaron la noche antes y el gobierno pidió a los manifestantes, liderados por estudiantes, que se dispersasen pacíficamente.

Pero los manifestantes - cuyo uso de paraguas, envolturas de plástico y otras defensas improvisadas ha llevado a algunos a calificar el movimiento como "revolución del paraguas" - seguían acampados en una calle normalmente muy transitada cerca de la sede gubernamental de Hong Kong. Quienes apoyan las protestas emplean ese término en redes sociales.

La policía intentó negociar antes, con un agente pidiéndoles a través de un megáfono que despejasen la vía para el resto de ciudadanos. Un manifestante, empleando el sistema de altavoces del grupo, respondió diciendo que querían que el jefe ejecutivo de Hong Kong, Leung Chun-ying pida una verdadera elección para los votantes de la región semiautónoma.

"Hagan algo bueno por Hong Kong. ¡Queremos una democracia rea!l", gritó.

China ha calificado las protestas de ilegales y respaldó la represión del gobierno de Hong Kong. Los enfrentamientos, cuyas imágenes han recorrido el mundo, están minando la imagen de la ciudad como refugio financiero seguro y elevaron el nivel del enfrentamiento con el gobierno del presidente Xi Jinping. Beijing ha tomado una línea dura hacia las amenazas contra el monopolio de poder del Partido Comunista, incluyendo medidas drásticas contra disidentes y musulmanes separatistas uigur en el extremo oriental del país.

Las multitudinarias protestas son, hasta el momento, el desafío más serio a la decisión tomada el mes pasado por Beijing para rechazar la nominación abierta de candidatos en las directrices para la primera elección del líder de Hong Kong, prometidas para 2017. En su lugar, los aspirantes deben ser seleccionados por un comité formado en su mayoría de multimillonarios locales partidarios de Beijing, una medida que muchos residentes consideraron un rechazo a las promesas de permitir mayor democracia en el territorio semiautónomo.

Y con los rumores extendiéndose, Leung - que cuenta con el respaldo de Beijing pero es profundamente impopular entre el pueblo - volvió a asegurar a la ciudadanía que la posibilidad de una intervención del Ejército chino era falsa.

"Espero que la gente mantenga la calma, que no se deje engañar por los rumores. La policía se esforzará para mantener el orden social, incluyendo la garantía de tráfico fluido y seguridad en la vida pública", dijo Leung. "Cuando realizan sus funciones, utilizan su máxima discreción".

Esto se produjo horas después de que, el domingo por la noche, la policía lanzase latas de gas lacrimógeno a la multitud. Los humos provocaron la huida de los manifestantes, aunque muchos regresaron al instante para continuar con su protesta. El gobierno dijo que 26 personas fueron trasladadas a hospitales.

___

Los periodistas de The Associated Press Elaine Kurtenbach, Louise Watt y Joanna Chiu contribuyeron a este despacho.

___

El periodista de The Associated Press Kelvin Chan está en Twitter como @chanman