Bolivia: Evo Morales desestima debate presidencial

El presidente Evo Morales no asistió el domingo al único debate presidencial de cara a las elecciones nacionales del 12 de octubre, y sólo debatieron los cuatro candidatos opositores.

Morales busca un tercer mandato y las encuestas lo colocan como favorito, pero rechazó anticipadamente confrontar a los opositores argumentando que prefería debatir "con el pueblo".

Su silla estuvo vacía el domingo en la noche en el foro auspiciado por la Asociación de Periodistas de La Paz en un hotel de la ciudad. Tampoco el canal estatal, que está bajo control del gobierno, transmitió las intervenciones. El evento fue cubierto por televisoras y radios privadas.

En el debate participaron el empresario Samuel Doria Medina, segundo en las encuestas y líder de la alianza de centroderecha Unidad Democrática (UD); el ex presidente conservador Jorge Quiroga, postulante por la Democracia Cristina (PDC); Juan del Granado, del izquierdista Movimiento Sin Miedo (MSM) y ex alcalde de La Paz; y el líder indígena Fernando Vargas, del Partido Verde de Bolivia (PVB).

Los candidatos opositores respondieron a un panel de preguntas de cuatro periodistas y criticaron el supuesto despilfarro de los fondos públicos por parte del actual gobierno y la corrupción, pero ofrecieron mantener y mejorar los subsidios a los más pobres que creó Morales.

Los cuatro plantearon un cambio en la justicia cuya crisis tocó fondo debido a su falta de independencia, a la mora y la corrupción de jueces y fiscales. Los opositores plantearon duplicar el presupuesto de educación y salud que actualmente es de 4% y 7% respectivamente, uno de los más bajos en el continente.

Doria Medina cuestionó la "visión ideológica" que imprimió Morales a las relaciones internacionales y dijo que de ser elegido se alejará de la Alianza Bolivariana para América (ALBA) porque no trajo beneficios económicos y acercará a Bolivia a la Alianza del Pacífico.

En los comicios del 12 de octubre se elegirá al presidente, al vicepresidente y a la totalidad de los legisladores.