Modi dice en NY que India no mirará atrás

El nuevo primer ministro de India, alguna vez rehuido por Washington, recibió el domingo una recepción estridente en una famosa arena deportiva de Nueva York, donde solicitó ayuda de indios-estadounidenses para desarrollar la economía de su país, prometiendo que bajo su liderazgo la nación del sur de Asia no mirará hacia atrás.

Un día después de hablar ante una tranquila Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, en la que los delegados con auriculares colocados rara vez sonrieron, Narendra Modi tuvo un ruidoso recibimiento de más de 18.000 personas. Tocó fibras sensibles al anunciar planes de simplificar la burocracia en materia de inmigración para indios que viven en el extranjero, y les pidió "unir manos para servir a nuestra madre India".

Un deslumbrante espectáculo al estilo Bollywood calentó el ánimo de la multitud antes de la aparición de Modi. Asistieron aproximadamente 30 legisladores estadounidenses circundando el escenario mientras el líder indio ingresaba al auditorio bajo un reflector como un campeón de boxeo. El acontecimiento presentó la sensación de un mitin político, y la audiencia periódicamente entonó "¡Modi! ¡Modi!".

El lunes, Modi se reunirá con el presidente Barack Obama en la Casa Blanca, un encuentro que ambas partes esperan pueda mejorar las tensas relaciones entre las dos democracias más pobladas del mundo.

Ser cortejado por Washington marca un enorme cambio desde 2005, cuando Estados Unidos negó una visa a Modi por su presunta complicidad en la violencia sectaria en su estado natal de Gujarat.

Varios cientos de manifestantes en contra de Modi, en su mayoría estadounidenses con ascendencia india, tanto hindús como musulmanes, se reunieron a lo largo de la calle que conduce al Madison Square Garden, entonando tras barricadas policiales, "¡Modi, Modi, no te puedes esconder, cometiste genocidio!".

En el interior de la arena, Modi habló en hindi desde una plataforma en el centro del escenario que giraba en ocasiones para que él pudiera estar de frente a la audiencia ubicada en una sección diferente. Prometió combatir la corrupción y abogó por las legiones de pobres de la India, quienes, dijo, quieren participar en el progreso de la nación.

Pregonó el futuro promisorio de India como un gigante tecnológico, bromeando al decir que ya no es conocida como una nación de "encantadores de serpientes".

"Nuestra nación acostumbraba jugar con una serpiente, ahora jugamos con el ratón", dijo Modi provocando risas y aplausos.