Aliados atacan refinería controlada por EIIL

Ataques aéreos --lanzados casi seguramente por una coalición dirigida por Estados Unidos-- hicieron blanco el domingo en una refinería de petróleo en Siria controlada por el grupo Estado Islámico cerca de la frontera con Turquía, sacudiendo construcciones e iniciando incendios, informó un testigo el domingo.

Las explosiones en la refinería en el pueblo sirio de Tel Abyad iluminaron el cielo "durante dos horas" a partir de las 2.30 am aproximadamente (2330 GMT), dijo el empresario local Mehmet Ozer.

"Nuestro edificio se sacudió y vimos llamas de unos 60 metros (65 yardas) de altura saliendo de la refinería", dijo Ozer, quien vive en el cercano pueblo de Akcakale.

El comando central de Estados Unidos, que supervisa los ataques aéreos de la coalición contra Estado Islámico, no hizo declaraciones de inmediato en torno a la operación. La organización se hacía llamar Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL) y algunos medios se refieren al grupo por esas iniciales.

La coalición dirigida por Estados Unidos ha atacado instalaciones petroleras controladas por los milicianos, en un intento por dañar las fuentes de los ingresos de Estado Islámico, estimados en unos 3 millones de dólares diarios.

Estados Unidos y cinco aliados árabes lanzaron el martes una campaña aérea contra los combatientes de Estado Islámico, con el objetivo de golpear y en último término erradicar al grupo extremista, que controla territorio en ambos lados de la frontera entre Siria e Irak y ha dicho que pretende crear un califato.

Al apoderarse del territorio, el grupo ha provocado la huida de miles de sirios e iraquíes que pertenecen a minorías étnicas o religiosas y ha impuesto a los residentes su rígida interpretación de la ley islámica, entre las que se incluye azotes con látigo o mutilación de manos a los ladrones.

El grupo Estado Islámico ha secuestrado a activistas sirios, periodistas y trabajadores humanitarios. Recientemente decapitó a dos periodistas norteamericanos y un trabajador humanitario británico.

Algunos países europeos como Francia, Holanda, Dinamarca, Bélgica y Gran Bretaña también participan en la operación contra el grupo Estado Islámico en Irak.

Se espera que las operaciones de la coalición contra las refinerías tengan mucha duración, ya que la mayoría de esas instalaciones en poder del grupo son pequeñas y están diseminadas por el territorio.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Londres, informó que al menos 13 civiles han muerto en ataques lanzados por la coalición. En total unas 190.000 personas han muerto en la guerra civil de Siria y cerca de un tercio de los 23 millones de personas que vivían en el país han tenido que desplazarse a causa del conflicto.