Admite Chile daño ambiental por derrame de crudo

El gobierno chileno admitió el sábado que el derrame de 3.000 litros de crudo en la bahía de Quintero, en el centro del país, provocó un "grave daño ambiental" que generará "impactos severos".

El ministro del Medio Ambiente, Pablo Badenier, aseguró que el daño provocado tendrá efectos sobre "la columna de agua" y precisó que las faenas están concentradas "en retirar toda la arena contaminada".

El derrame del hidrocarburo ocurrió la madrugada del miércoles en la refinería operada por la estatal Empresa Nacional del Petróleo (ENAP) en Quintero, una bahía ubicada 154 kilómetros (95,7 millas) al noroeste de Santiago.

"Estamos en la fase de contención de la emergencia, de poder limpiar, de recoger antecedentes para poder posteriormente emprender las acciones administrativas y eventualmente judiciales que los servicios estimen", dijo Badenier.

Recordó que este tipo de derrames afecta también "los recursos bentónicos que están en el sector, (donde) hay varias áreas de manejo de los pescadores artesanales".

Añadió que el petróleo visible sobre el mar estaría contenido el lunes.

Los pescadores artesanales de caletas cercanas se sumaron a las labores de limpieza para evitar que el hidrocarburo ingrese al área de extracción de pescados y mariscos.