Cruz espera estar listo para enfrentar a Dallas

El receptor de los Giants de Nueva York, Víctor Cruz, se quitó ya el botín ortopédico que llevaba y confió en estar listo para el primer partido de la temporada regular, el 8 de septiembre contra los Cowboys de Dallas.

"Me siento bien", dijo el jugador de ascendencia puertorriqueña el martes, un día después de que el médico autorizó que se quitara el botín de su lesionado pie izquierdo. "Ha mejorado, se siente mucho mejor, ha bajado la inflamación. Obviamente estoy ansioso de que vengan mejores cosas".

Cruz quedó fuera de acción durante más de una semana después de lastimarse el talón en un partido del 18 de agosto, contra los Colts de Indianápolis. El receptor saltó para atrapar un pase de Eli Manning en la primera serie del encuentro, y cayó con todo el peso de su cuerpo sobre el pie izquierdo.

Dos días después, Cruz debió apoyarse en un par de muletas para subir a un escenario, y llevaba el botín.

Se perdió el tercer compromiso de la pretemporada, contra los Jets, y tampoco participará en el último duelo, el jueves en Nueva Inglaterra. Espera entrenar desde el lunes y jugar el fin de semana siguiente.

"Claro, yo sabía desde el comienzo que esto era un obstáculo pequeño en el camino y que sólo debía tomarme mi tiempo para usar el botín, no exigirle mucho al pie y hacer lo correcto", dijo. "Dallas definitivamente era mi meta en el calendario y sabía que tenía que estar listo. Todavía tengo algo de tiempo para recuperarme. Me siento mejor".

El receptor, famoso por su baile de salsa cada vez que anota, contó que sólo experimenta dolor al levantarse de la cama.

"Por la mañana está hinchado cuando apoyo por primera vez el pie", dijo el receptor de madre boricua, nacido en Paterson, Nueva Jersey. "Salvo por eso, una vez que se calienta el pie, se relaja un poco y me siento mejor. Quiero tomarme las cosas con calma y ver qué pasa cada día".

Cruz ha sido líder de los Giants en recepciones durante las últimas dos campañas. Ha atrapado un total de 168 pases para 2.628 yardas y 19 touchdowns. Hizo una de las dos anotaciones que la ofensiva ha conseguido en la pretemporada.